Google+ Followers

Google+ Followers

jueves, 27 de diciembre de 2007

Los últimos días del año

Mi querido amigo Miguel me supuso ocupada. Verdad. Ocupadísima.
Terminado el año escolar, exámenes y responsabilidades de trabajo, tocó el turno a otros menesteres que hicieron mi ausencia: Viajar a Buenos Aires para la cirugía ocular (Ver el video que incluye la página linkeada) a mi hija.
Aún a sabiendas de que la operación tiene una porcentaje altísimo de éxito, la ansiedad nos mantuvo en vilo. Ahora, el láser hizo sus maravillas, y el mundo borroso en el que se movía cuando estaba sin sus lentillas, se volvió nitidez, precisión, luz.
¡Qué satisfacción verla leer las minúsculas letras del periódico, sin dificultades!...
Aprovechamos nuestra estadía para asistir a la despedida popular de Julio Bocca.Para mí, toda una aventura vivida con alegría. Un privilegio. Fui una de las trescientas mil personas que estuvo allí. (Pero yo estaba en la tercera fila! ¡Una hazaña!).
También nos hicimos tiempo para visitar a mi hermano y su familia, y a amigos que hacía mucho no abrazaba.
Casi perdimos el colectivo de regreso. La terminal de Retiro era un caos y se tardaba casi media hora para avanzar a lo largo de ocho dársenas. Los anuncios de salidas se cruzaron.Un celular, un buen oficinista de la empresa donde viajamos, un taxista solidario, hicieron que el 23 por la noche, estuviéramos de regreso.y el 24 ya estuviéramos nuevamente de viaje para celebrar la Navidad en casa de Sebastián (Mi hijo mayor) . Una de las navidades más bellas y pacíficas que disfrutamos.
De vuelta en casa, probando una convivencia amigable con mi ex marido, en una etapa reflexiva de ambos y que ojalá sea perdurable.
Preparándonos para despedir el 2007 e iniciar el 2008 0tra vez con toda la familia, en esta oportunidad, en casa de Cristian, en Corrientes, donde además celebraremos su ascenso en la empresa donde trabaja.
Y entre viaje y viaje, albañiles y pintores que no hacen la delicia de nadie, pero preparan la casa para una mejor estancia.
Luego, vacaciones....¡Vacaciones!



F E L I C I D A D E S Y P R O S P E R I D A D ! ! ! !

martes, 11 de diciembre de 2007

Quién


Quién delimita hasta dónde hay verdad y hasta dónde mentira, si entre el blanco y el negro hay tanto registro de claros y oscuros?

Quién dice ahora, odio; Ahora. amor? Si entre la primera luz del arco iris y la última, hay una gama que siempre maravilla?

Quién dice hasta ahora o hasta nunca, si en la mar persigues el horizonte, y avanzas, y siempre está la mar?

Quién dice basta, si la vida continúa?

Quién dice nunca, si existe siempre -y entre uno y otro-, también a veces, quizás, mañana…?

Quién determina cada cosa de manera irrefutable si hasta en la disonancia hay belleza y armonía?

Dentro nuestro las respuestas, condicionadas a la fibra que nos templa.


La imagen

viernes, 30 de noviembre de 2007

EL PREMIO CERVANTES 2007

La máxima distinción de la literatura castellana: reconocimiento a su obra
Es el Nobel de la lengua castellana
Si Dulcemente

si dulcemente por tu cabeza pasaban las olas
del que se tiró al mar/ ¿qué pasa con los hermanitos
que entierraron?/¿hojitas les crecen de los dedos?/¿arbolitos/
[otoños
que los deshojan como mudos?/en silencio
los hermanitos hablan de la vez
que estuvieron a dostres dedos de la muerte/sonrien
recordando/aquel alivio sienten todavía
como si no hubieran morido/como si
paco brillara y rodolfo mirase
toda la olvidadera que solía arrastrar
colgándole del hombro/o haroldo hurgando su amargura
[(siempre)
sacase el as de espadas/puso su boca contra el viento/
aspiró vida/vidas/con sus ojos miró la terrible/
pero ahora están hablando de cuando
operaron con suerte/nadie mató/nadie fue muerto/el enemigo
fue burlado y un poco de la humillación general
se rescató/con corajes/con sueños/tendidos
en todo eso los compañeros/mudos/
deshuesándose en la noche de enero/
quietos por fin/solísimos/ sin besos

La página de Gelman
La bitácora de Gelman
Opiniones sobre la obra de Gelman y el premio Cervantes

martes, 20 de noviembre de 2007

Las palabras

Yo tengo las palabras que quiero

Guardadas en una especie de talega

Las fui almacenando cada vez

Que salía de caza a por ellas

De vez en cuando las ventilo

Las bato al aire y las cuelgo

En algún verso bien hallado

o devenido en contramano.

Palabras que suelto con cuidado

Que ascienden como palomas hacia el cielo

O regresan cual golondrinas en verano

O hienden su filo más hiriente

En mi corazón, el mismo

Que las templa

Las bruñe

Las perfila

Las mantiene vigentes cada día

miércoles, 14 de noviembre de 2007

El piano

Imagen





Vuelcas por mis oídos

Hacia el torrente de sangre

Deshaciendo el frío acostumbrado

Manos que me alcanzan

sonoridad del piano

En medio de la noche

Viaje espacial

Ascendida

Espiral creciente

Oigo tu aliento

Dentro de los huesos


Crepitan estrellas

Miríadas celulares

Y un concierto interno

De hielo consumido

Pulso a pulso

Ah! La música sagrada.


Último acorde…


El silencio

Comienza a extrañarte…





viernes, 9 de noviembre de 2007

La presentación del libro Confieso que soy Argentino



Amigos: comparto con Ustedes, los comentarios que se publicaron luego de la presentación del libro, en


Confieso que soy argentino



Este Martes 6 de Noviembre, se llevó a cabo uno de los actos culturales más trascendentes del año, en la presentación del libro, "Confieso que soy Argentino" del Dr. Héctor Daniel González, en el Salón de actos de la Escuela Normal. Expreso esto porque, los distintos homenajes que se le rindieron a este hijo de Esquina (que triunfa en el exterior, ya sea tanto, en su profesión de médico como podría decir en la de "ser humano"), fueron de un nivel cultural asombroso.



Desde las palabras de presentación de su amigo el "Profe" Moreyra, con su singular y picaresca vestimenta, quien usó la complicidad de la amistad, para llevar a Daniel tanto de la sonrisa a la carcajada, como de la emoción al llanto.
La Profesora Cristina Petraglia, quien prologó su a anterior trabajo,en la parte que le corresponde a "Prosacosis",(libro escrito conjuntamente con Moreyra y prologado por Diana Caffaratti) en lo que atañe a este último - aun sin conocerlo personalmente, le escribió en ese entonces una poesía, que lo describió como si lo conociera.

Luego las palabras de la poetisa y amiga, Teté Rivero, conmovieron hasta las lágrimas al público y a Daniel, con frases que evocaban la emoción del retorno a su terruño.



La sapiencia y experiencia de la Profesora Diana Caffaratti, Diana Laura para Daniel, desmenuzaron el libro en su comentario y análisis.



Mirando la cara del autor mientras Diana expresaba el contenido del libro, uno piensa, será eso lo que quiso expresar? estará contento con ese análisis?, las dudas pronto se esfumaron, al finalizar: Daniel comenta perplejo la excelente interpretación de sus escritos.

Las palabras de Daniel fueron de agradecimiento a todos sus amigos, compañeros, colegas y conocidos que estuvieron presentes, ya sea en esta presentación como en algún trecho de su vida, algunos, que lo marcaron más que otros, y formaron parte de quien es hoy.

En la ronda de preguntas, Daniel se desnudó. No se asusten, no fue un strip, fue un desnudo del alma, las preguntas de la audiencia, en especial de alumnas del Instituto Divino Salvador, hicieron que Daniel reflexione sobre muchas cosas, que tal vez, solo se animo a expresar antes unas páginas en blanco, pero en ésta, su noche especial, las emociones triunfaron y Daniel dejó de ser el doctor y paso a ser ese loco lindo "karateca" que las calles de Esquina conocieron en su adolescencia.
Nos emocionó con sus relatos y ejemplos, que utilizó como respuestas, con su filosofía transformada en realidades (fisiología fue su termino); un Daniel con respuestas concretas y llena de sabidurías del hombre de mundo.



Al finalizar, Daniel recibió presentes de su promoción escolar de 1978, de la Dirección de la Escuela Normal y del Instituto Divino Salvador, instituciones organizadoras de la presentación y también un diploma como columnista de Cachoabaré y nuevo columnista de Portal Sur en cuanto a innovaciones en la medicina.

Realmente una noche inolvidable para los que pudimos disfrutarla.
Edgardo Rebechi - Director de Portal Sur



El martes 6 de noviembre de 2007, en el Salón de Actos de la Escuela Normal Dr. J. Alfredo Ferreira, a las 21, se produjo la presentación del libro del Dr. Héctor Daniel González titulado “Confieso que soy Argentino”.

Héctor Daniel nació en Esquina en 1961, lugar de alguno de sus estudios, culminando su carrera médica en la ciudad de Corrientes. Los últimos veinte años pasó en Europa y en Estados Unidos especializándose en transplantes.

Es su profesión de utilidad humanitaria. También escribe y publica libros. Uno de ellos escrito con José A. Moreyra, fue presentado en esta misma Escuela y Salón el lunes 15 de agosto de 2005 como adhesión a los actos sanmartinianos llevados a cabo por la Asociación General San Martín. Él estuvo ausente debido a algún trámite burocrático de su pasaporte que lo dejaron al borde del avión. En esa oportunidad la sala estuvo repleta, como merece todo acto cultural y máxime, escasos en nuestra población.

Este martes pasado estuvo el autor a sala aún más llena, donde todos quisieron estar presente y saborear su libro tomando un poco de su filosofía.

El acto protocolar conducido por Luis Vallejos comenzó con las palabras de José Moreyra, su amigo dilecto, recordando su trayectoria y anécdotas locales de juventud.

Cristina Petraglia, quien prologó “Prosacosis”, con una poesía de su autoría, marcó la presencia y decir femenino en la noche, que a esta altura ya fue emotiva.

María Alcides “Teté” Rivero con palabras sencillas y un poema, fue al decir de Héctor Daniel, lo mejor de la noche, para él, indudablemente por el conocimiento de los dos.

“Dianita”, Diana, Diana Laura, Diana Caffaratti, o naturalmente y con sus laureles a cuestas “La Caffaratti”, analizó la obra punto por punto con apreciaciones ajustadas al pensamiento del autor y al de la concurrencia. Magnífica, lujosa y majestuosa, explicó meridianamente por qué el libro es un ensayo.


Entre uno y otro conferenciante se leyeron notas ponderativas locales y del resto de país a cuales más emotivas y de personas de todas las edades, llamando mi atención, una de Entre Ríos, que al final, era de Víctor Buiatti, persona dedicada a la cultura que convivió en Esquina hace algún tiempo.

Después llegó el momento de las palabras y la filosofía del doctor autor. A esta altura la emoción ya había hecho estragos en él y los asistentes. Para bien.

Explicó, pidiendo disculpas por algunas fallas en el lenguaje, mezcla de español con argentino, el porqué del título del libro y de sus experiencias lejos de su terruño. Todo sin desperdicios, convirtiéndose en una clase de filosofía de vida, atrapando y subyugando a todas las edades. Sin desperdicios, para pensar, para exprimir.

El auditorio quiso preguntar y así lo hicieron personas mayores. Pero la juventud también piensa y analiza lo suyo y de esta manera brillaron los estudiantes del Instituto Divino Salvador, sin distinción de edades o cursos.

El ensayista, aun confesando que no tenía respuestas, cada una de ellas eran contestaciones claras y de alto nivel filosófico pero con ejemplos.

Luego llegaron los obsequios y reconocimientos de ex compañeros de Escuela y colegas.

En resumen: Fue el acto puramente cultural realizado en Esquina más significativo, más grande y sin desperdicios, donde un público heterogéneo (desde primer grado llegando a los octogenarios) aplaudió, se emocionó e indudablemente aprendió.

Como reflexión: Si tomamos en cuenta los tres últimos años, el quehacer cultural esquinense está en crecimiento y sin puntales oficiales. El número de personas reconocidas de este hacer, aumentó, creció, pero más progresó en calidad que en número, madurando en cada acontecimiento llevados a cabo en las escuelas primarias y secundarias de la localidad y fuera de ella, caso la Costa del Río Uruguay, Libertador, Corrientes, Cosquín, Buenos Aires, Rosario o Paraná.

Y así se llega al fin del presente año con un acto de calidad y para aprovecharlo e imitarlo, por ello causó sorpresa, la única y abrupta retirada de un integrante del público y su acompañante, relacionado con “ésa cartera” tan promocionada, hecho no edificante, pero que según los primus de noviembre, presagian mayor crecimiento cultural con esfuerzo privado, para beneplácito de la población, con calidad y altura, por supuesto.



Aníbal Expedito Méndez, Mañana del Jueves 8 de noviembre de 2007, día de “Los Cuatro Santos Coronados”

Las imágenes también fueron obtenidas en Portal sur, cuyo link figura al principio de este artículo.

viernes, 26 de octubre de 2007

Perfil de mis 58 II


Imagen de fotogalería

Pero miro hacia adelante:
Cristal inmaculado,
Y allá, el horizonte…

He de beberlo
Como saben los que beben:
A sorbos espaciados.

Hay una luna enorme
Fija en esta noche
Mirándome a los ojos

Guiñándome los suyos,
Cómplice.


Estatura nueva
Pongo en mis pies
La traza de una estela

No desando nada.

Camino,
Camino la ribera
Plena de confianza

Es que es octubre, mi octubre
Otra vez el puente
la vida,

Ese balandro que me escribe
Con el que a veces yo escribo
Ardiente de palabras…

miércoles, 24 de octubre de 2007

Perfil de mis 58

Nostalgia














Soslayo
latidos ilegibles
Roces de légamo
ruedas
que ruedan sin retorno…
Descamada certidumbre de horas.
Infatigable musgo
Agazapada cadencia de amarras
devoción de torres
que circulan
aristas de los años.



Duermen
hilos en la frente
… Grafía añosa
que pronuncia
Resistencia

Esconde
Desnudez de sábanas voraces
Sin ascensiones
Sin cintura cálida y absorta
Que traspasa, estira, quiebra
Sin entregas

Vientre disuelto…
Viejo intento de lenguas
Tacto evanescente

Un año más
Gira su cerrojo
Vuelve las fallebas
Cierra las persianas

martes, 23 de octubre de 2007

Yo admiro

A todos:
Yo admiro a los bloggers que tienen tiempo para responder a cada uno de los comentarios que sus amigos dejan.
A mi me parece un gesto de fineza absoluta que quisiera poder instalar como parte de mi rutina.
No puedo.
Imposible, al menos durante el año escolar.Y menos aún en estos meses donde todo se apura en una especie de marea constante...
Les pido disculpas.
Les ruego me acepten así.
Sé que lo harán.
Gracias por cada palabra.
Los quiero, y cuando no vienen, los extraño, temo por las ausencias,merodeo en sus casas...Me pregunto por sus silencios, por sus destinos, por su salud.
Y cuando regresan, y descubro un nuevo post en cada blog, un alivio recurre a mi demandante deseo de saber de ustedes.
Los quiero
Mis saludos

lunes, 15 de octubre de 2007

Atardecer

El alto campanario tañe
La tristeza.
Amapola cascada
derriba trozos de bronce.
Los empuja hacia el río
El agua los recoge.
Una paloma retuerce
la pulpa de sus notas…
Se desflora el agua
A cada instante
cumple el sino
De Heráclito.
Nunca será el mismo río
Nunca, la misma tarde.


Siluetas

domingo, 14 de octubre de 2007

Adhesión al Dia de la Acción del Blog

Yo deseo, amigos míos, que se tomen su tiempo , esta vez un poco más, para leer cada uno de los artículos que están tanto en la periferia como en la profundidad de los links.
En realidad, es un regalo que les hago, con mucho amor.


Eduardo Galeano, intelectual que admiro profundamente, aparece citado en esta página, con el texto que transcribo:

EDUARDO GALEANO reflexiones



1 Somos todos culpables de la ruina del planeta

La salud del mundo está hecha un asco.`Somos todos responsables', claman las voces de la alarma universal, y la generalización absuelve: si somos todos responsables, nadie lo es. Como conejos se reproducen los nuevos tecnócratas del medio ambiente. Es la tasa de natalidad más alta del mundo: los expertos generan expertos y más expertos que se ocupan de envolver el tema en el papel celofán de la ambigüedad.Ellos fabrican el brumoso lenguaje de las exhortaciones al 'sacrificio de todos' en las declaraciones de los gobiernos y en los solemnes acuerdos internacionales que nadie cumple. Estas cataratas de palabras -inundación que amenaza convertirse en una catástrofe ecológica comparable al agujero del ozono- no se desencadenan gratuitamente. El lenguaje oficial ahoga la realidad para otorgar impunidad a la sociedad de consumo, a quienes la imponen por modelo en nombre del desarrollo y a las grandes empresas que le sacan el jugo. Pero las estadísticas confiesan. Los datos ocultos bajo el palabrerío revelan que el 20 por ciento de la humanidad comete el 80 por ciento de las agresiones contra la naturaleza, crimen que los asesinos llaman suicidio y es la humanidad entera quien paga las consecuencias de la degradación de la tierra, la intoxicación del aire, el envenenamiento del agua, el enloquecimiento del clima y la dilapidación de los recursos naturales no renovables. La señora Harlem Bruntland, quien encabeza el gobierno de Noruega, comprobó recientemente que si los 7 mil millones de pobladores del planeta consumieran lo mismo que los países desarrollados de Occidente, "harían falta 10 planetas como el nuestro para satisfacer todas sus necesidades". Una experiencia imposible. Pero los gobernantes de los países del Sur que prometen el ingreso al Primer Mundo, mágico pasaporte que nos hará a todos ricos y felices, no sólo deberían ser procesados por estafa. No sólo nos están tomando el pelo, no: además, esos gobernantes están cometiendo el delito de apología del crimen. Porque este sistema de vida que se ofrece como paraíso, fundado en la explotación del prójimo y en la aniquilación de la naturaleza, es el que nos está enfermando el cuerpo, nos está envenenando el alma y nos está dejando sin mundo.

2 Es verde lo que se pinta de verde

Ahora, los gigantes de la industria química hace su publicidad en color verde, y el Banco Mundial lava su imagen repitiendo la palabra ecología en cada página de sus informes y tiñendo de verde sus préstamos. "En las condiciones de nuestros préstamos hay normas ambientales estrictas", aclara el presidente de la suprema banquería del mundo. Somos todos ecologistas, hasta que alguna medida concreta limita la libertad de contaminación. Cuando se aprobó en el Parlamento del Uruguay una tímida ley de defensa del medio ambiente, las empresas que echan veneno al aire y pudren las aguas se sacaron súbitamente la recién comprada careta verde y gritaron su verdad en términos que podrían ser resumidos así: "los defensores de la naturaleza son abogados de la pobreza,dedicados a sabotear el desarrollo económico y a espantar la inversión extranjera". El Banco Mundial, en cambio, es el principal promotor de la riqueza, el desarrollo y la inversión extranjera. Quizás por reunir tantas virtudes, el Banco manejará, junto a la ONU, el recién creado Fondo para el Medio Ambiente Mundial. Este impuesto a la mala conciencia dispondrá de poco dinero, 100 veces menos de lo que habían pedido los ecologistas, para financiar proyectos que no destruyan la naturaleza. Intención irreprochable, conclusión inevitable: si esos proyectos requieren un fondo especial, el Banco Mundial está admitiendo, de hecho, que todos sus demás proyectos hacen un flaco favor al medio ambiente. El Banco se llama Mundial, como el Fondo Monetario se llama Internacional, pero estos hermanos gemelos viven, cobran y deciden en Washington. Quien paga, manda, y la numerosa tecnocracia jamás escupe el plato donde come. Siendo, como es, el principal acreedor del llamado Tercer Mundo, el Banco Mundial gobierna a nuestros países cautivos que por servicio de deuda pagan a sus acreedores externos 250 mil dólares por minuto, y les impone su política económica en función del dinero que concede o promete. La divinización del mercado, que compra cada vez menos y paga cada vez peor, permite atiborrar de mágicas chucherías a las grandes ciudades del sur del mundo, drogadas por la religión del consumo, mientras los campos se agotan, se pudren las aguas que los alimentan y una costra seca cubre los desiertos que antes fueron bosques.

3 Entre el capital y el trabajo, la ecología es neutral

Se podrá decir cualquier cosa de Al Capone, pero él era un caballero: el bueno de Al siempre enviaba flores a los velorios de sus víctimas... Las empresas gigantes de la industria química, petrolera y automovilística pagaron buena parte de los gastos de la Eco 92. La conferencia internacional que en Río de Janeiro se ocupó de la agonía del planeta. Y esa conferencia, llamada Cumbre de la Tierra, no condenó a las transnacionales que producen contaminación y viven de ella, y ni siquiera pronunció una palabra contra la ilimitada libertad de comercio que hace posible la venta de veneno. En el gran baile de máscaras del fin de milenio,hasta la industria química se viste de verde. La angustia ecológica perturba el sueño de los mayores laboratorios del mundo, que para ayudar a la naturaleza están inventando nuevos cultivos biotecnológicos. Pero estos desvelos científicos no se proponen encontrar plantas más resistentes a las plagas sin ayuda química, sino que buscan nuevas plantas capaces de resistir los plaguicidas y herbicidas que esos mismos laboratorios producen. De las 10 empresas productoras de semillas más grandes del mundo, seis fabrican pesticidas (Sandoz, Ciba-Geigy, Dekalb, Pfiezer, Upjohn, Shell, ICI). La industria química no tiene tendencias masoquistas. La recuperación del planeta o lo que nos quede de él implica la denuncia de la impunidad del dinero y la libertad humana. La ecología neutral, que más bien se parece a la jardinería, se hace cómplice de la injusticia de un mundo donde la comida sana, el agua limpia, el aire puro y el silencio no son derechos de todos sino privilegios de los pocos que pueden pagarlos. Chico Mendes, obrero del caucho, cayó asesinado a fines del 1988, en la Amazonía brasileña, por creer lo que creía: que la militancia ecológica no puede divorciarse de la lucha social. Chico creía que la floresta amazónica no será salvada mientras no se haga la reforma agraria en Brasil. Cinco años después del crimen, los obispos brasileños denunciaron que más de 100 trabajadores rurales mueren asesinados cada año en la lucha por la tierra, y calcularon que cuatro millones de campesinos sin trabajo van a las ciudades desde las plantaciones del interior.Adaptando las cifras de cada país, la declaración de los obispos retrata a toda América Latina. Las grandes ciudades latinoamericanas, hinchadas a reventar por la incesante invasión de exiliados del campo, son una catástrofe ecológica: una catástrofe que no se puede entender ni cambiar dentro de los límites de la ecología, sorda ante el clamor social y ciega ante el compromiso político.

4 La naturaleza está fuera de nosotros.

En sus 10 mandamientos, Dios olvidó mencionar a la naturaleza. Entre las órdenes que nos envió desde el monte Sinaí, el Señor hubiera podido agregar, pongamos por caso: "Honrarás a la naturaleza de la que formas parte". Pero no se le ocurrió. Hace cinco siglos, cuando América fue apresada por el mercado mundial, la civilización invasora confundió a la ecología con la idolatría. La comunión con la naturaleza era pecado. Y merecía castigo. Según las crónicas de la Conquista., los indios nómadas que usaban cortezas para vestirse jamás desollaban el tronco entero, para no aniquilar el árbol, y los indios sedentarios plantaban cultivos diversos y con períodos de descanso, para no cansar a la tierra. La civilización que venía a imponer los devastadores monocultivos de exportación no podía entender a las culturas integradas a la naturaleza, y las confundió con la vocación demoníaca o la ignorancia. Para la civilización que dice ser occidental y cristiana, la naturaleza era una bestia feroz que había que domar y castigar para que funcionara como una máquina, puesta a nuestro servicio desde siempre y para siempre. La naturaleza, que era eterna, nos debía esclavitud. Muy recientemente nos hemos enterado de que la naturaleza se cansa, como nosotros, sus hijos, y hemos sabido que, como nosotros, puede morir asesinada. Ya no se habla de someter a la naturaleza, ahora hasta sus verdugos dicen que hay que protegerla. Pero en uno u otro caso, naturaleza sometida y naturaleza protegida, ella está fuera de nosotros. La civilización que confunde a los relojes con el tiempo, al crecimiento con el desarrollo y a lo grandote con la grandeza, también confunde a la naturaleza con el paisaje, mientras el mundo, laberinto sin centro, se dedica a romper su propio cielo.

El video que sigue, es una dolorosa metáfora:


En Uruguay se instala una papelera cuyos residuos irían a dar al Rìo Uruguay, que baña las costas de la provincia argentina de Entre Ríos.
El artista se inspira en la situación y canta:


Enlutan las papeleras

El río es un cielo bajo
el cielo de tu mirar
mientras lo miro, mi anhelo
no deja de suspirar.
¡Ay! Río de mieles ruanas
Zampallo un canto te dió,
que Tabaré no envenene
tus pájaros río Uruguay.

Una cosa es el progreso
otra más alta, crecer
tu pueblo es un río crecido
¡Aún vuela el amanecer!

Tu voz susurra en la arena
Alza su copa el yatay
y yo te canto mi pena
mi dulce río Uruguay
Cuando se marcha la tarde
pregunto: amanecerás
con nubes de blanca arena
mi dulce río Uruguay?

Una cosa es el progreso
otra más alta crecer
tu pueblo es un río crecido
¡Aún vuela el amanecer!

Un espejismo de mieles
Gualeguaychú en tu cristal
tu pájaro sanducero
anida en el arenal
Enlutan las papelereas
el monte, el río, el cantar
ya se ha visto en otros pagos
lo demás es puro hablar.

Semanas atrás, en protesta por la instalación de las fábrica de celulosa, Antonio Tarragó Rós compuso un chamamé ecologista

Y les dejo esta dirección para completar la idea de la música litoraleña argentina y cómo puede con ella, crear conciencia.
Sigan los links, es un imperdible que nos llena de orgullo a los argentinos.

Adhesión al Dia de la Acción del Blog

La Naturaleaza necesita de nosostros, cada momento de su vida y de la nuestra.
Tomemos conciencia

miércoles, 3 de octubre de 2007

No te muevas por la chusma

Me hablas por teléfono y me cuentas que has descubierto la pobreza. No porque a ti te toque en la vida misma, sino porque de una vez y, ojalá fuera para siempre…(Quiero creer, pero algo se resiste dentro mío), has abierto los ojos.

Tal vez has acusado el crudo puñetazo de la lágrima omnipresente dentro de unos cientos de ranchos...Allí, donde nuestro río lame las costas ocultas entre basurales y podredumbres, y los cerdos comparten aventuras con niños de vientre como proas y palillos que sostienen su andamiaje frágil.

Ensayas la congoja y alguna que otra lágrima, para el póster que te entrone como santo protector pasajero,en tiempos de promesas previas a las horas de las urnas.

Me dices, que reniegas de tus correligionarios:..." porque hasta ahora no han hecho nada para provocar lo contrario a la tragedia cotidiana en tantos rincones de la patria". Que estás furioso. Qué no comprendes cómo… Pero que te adentras en el sistema para luchar desde sus entrañas. Que vas a hacer de la bravura, tu estandarte.

Te escuchaba con la desconfianza que hace mucho he asumido como propia, mientras recortabas tu discurso con esa tos que te caracteriza, en aumento franco porque cada vez consumes más de esos puros que te traen de Centroamérica, y que – tú lo has dicho – morirías si alguna vez, alguien te los cambiara por esos cigarritos de mierda que se fabrican en este país…¡ ESTE PAÍS!… Como si no fuera NUESTRO país… El tuyo y el mío..y el de esos nuevos ejemplares que has descubierto en los viajes de campaña, a la caza de votos a favor…

Es la medianoche bien pasada.Sigues predicándome al teléfono.Sé que te has cargado ya dos o tres buenos whisikies , y que como tienes “cultura alcohólica”, abrirás más tarde, un vino que buscarás en la cava con aire de experto, y subirás a la sala donde los consecuentes de siempre, liban de tu fortuna y aprovechan tu eterno pavoneo, para esquilmar la riqueza que alardeas y no forjaste.

Te imagino inflamado de promesas, ensayando un discurso altisonante, cargado de mentiras, mientras acaricias a tu querida de turno, y esfumas por largos momentos la aflicción de hace un instante…

No puedes con tu genio, y con la lengua que se te desanuda gracias a la perdida cuenta de las copas que bebiste, se te desmadra la costumbre de provocar la envidia con artificios materiales, y caes en la cuenta que la 4x4 que compraste hace exactamente seis meses, ya está obsoleta.Haces agua en la boca pensando cómo podrás conseguir la ultimísima provista de GPS , por supuesto, de otro modo que "no sea por derecha", haciendo uso del poder que ya cuentas de antemano…

Ha terminado tu ataque de tos y componiéndote, me dices: “te juro, hermana ,que esta pobre gente va encontrar en mí el paradigma de la honestidad y la justicia”
(-¿De dónde carajo te arrogas el derecho de llamarme hermana?... Mis padres despertarían de la tumba para volver a morirse nuevamente con sólo ver que pretendes caerme simpático con eso de hermana).

Oigo que alguien se aproxima y te habla mientras sigues tratando de convencerme que has cambiado. Que de pronto un halo angelical envuelve tu persona e impregna de pureza y beatitud cada acto que acometes.

La voz vuelve a insistir, y tú sigue allí, con el discurso; empujando en las terminales de mis oídos, tratando de imprimira fuego en algún lugar de mi cerebro.

La voz insiste elevando el tono hasta sacarte de quicio. Seguro que se te cayó el disfraz de bueno y la careta bondadosa, porque le gritaste sin delicadeza alguna:
_¡Dejáme de joder! …¿No sabés distinguir a la gente? ¡Qué te vas a poner a atender a ese negrito de morondanga! ¡Que vaya a trabajar si quiere remedios para quién sea!

Acto seguido, como si nada, carraspeaste, y retomaste tu monólogo para concederme la palabra.

-¿Me vas a votar, Diana?
- No. No te voy a votar…

De repente se escuchó perfectamente a través del teléfono como una explosión y ruido a desorden, gritos y reclamos…
- ¡Alcáncenlo! ¡Es ese negro estúpido que venía armado!
- Otra voz desconocida le decía ( parece que al que hacía rato estaba llamando la atención “al candidato”) : ¡Estúpido! ¡Vos, qué tenés que conmoverte con la chusma, tenés la culpa!...

Se percibía que desorden se hizo mayor…
-
La sirena de una ambulancia y de la policía recortaron la oscuridad de la noche.

Continué amarrada al teléfono sin comprender... comprendiendo…

Imagen: Juanito Dormido. Antonio Berni

domingo, 30 de septiembre de 2007

Octavio Paz volvió a brillar con PIEDRA DE SOL

PIEDRA DE SOL Octavio Paz

un sauce de cristal, un chopo de agua,
un alto surtidor que el viento arquea,
un árbol bien plantado mas danzante,
un caminar de río que se curva,
avanza, retrocede, da un rodeo
y llega siempre:
un caminar tranquilo
de estrella o primavera sin premura,
agua que con los párpados cerrados
mana toda la noche profecías,
unánime presencia en oleaje,
ola tras ola hasta cubrirlo todo,
verde soberanía sin ocaso
como el deslumbramiento de las alas
cuando se abren en mitad del cielo,

un caminar entre las espesuras
de los días futuros y el aciago
fulgor de la desdicha como un ave
petrificando el bosque con su canto
y las felicidades inminentes
entre las ramas que se desvanecen,
horas de luz que pican ya los pájaros,
presagios que se escapan de la mano,

una presencia como un canto súbito,
como el viento cantando en el incendio,
una mirada que sostiene en vilo
al mundo con sus mares y sus montes,
cuerpo de luz filtrado por un ágata,
piernas de luz, vientre de luz, bahías,
roca solar, cuerpo color de nube,
color de día rápido que salta,
la hora centellea y tiene cuerpo,
el mundo ya es visible por tu cuerpo,
es transparente por tu transparencia,

voy entre galerías de sonidos,
fluyo entre las presencias resonantes,
voy por las transparencias como un ciego,
un reflejo me borra, nazco en otro,
oh bosque de pilares encantados,
bajo los arcos de la luz penetro
los corredores de un otoño diáfano,

voy por tu cuerpo como por el mundo,
tu vientre es una plaza soleada,
tus pechos dos iglesias donde oficia
la sangre sus misterios paralelos,
mis miradas te cubren como yedra,
eres una ciudad que el mar asedia,
una muralla que la luz divide
en dos mitades de color durazno,
un paraje de sal, rocas y pájaros
bajo la ley del mediodía absorto,

vestida del color de mis deseos
como mi pensamiento vas desnuda,
voy por tus ojos como por el agua,
los tigres beben sueño de esos ojos,
el colibrí se quema en esas llamas,
voy por tu frente como por la luna,
como la nube por tu pensamiento,
voy por tu vientre como por tus sueños,

tu falda de maíz ondula y canta,
tu falda de cristal, tu falda de agua,
tus labios, tus cabellos, tus miradas,
toda la noche llueves, todo el día
abres mi pecho con tus dedos de agua,
cierras mis ojos con tu boca de agua,
sobre mis huesos llueves, en mi pecho
hunde raíces de agua un árbol líquido,

voy por tu talle como por un río,
voy por tu cuerpo como por un bosque,
como por un sendero en la montaña
que en un abismo brusco se termina
voy por tus pensamientos afilados
y a la salida de tu blanca frente
mi sombra despeñada se destroza,
recojo mis fragmentos uno a uno
y prosigo sin cuerpo, busco a tientas,

corredores sin fin de la memoria,
puertas abiertas a un salón vacío
donde se pudren todos lo veranos,
las joyas de la sed arden al fondo,
rostro desvanecido al recordarlo,
mano que se deshace si la toco,
cabelleras de arañas en tumulto
sobre sonrisas de hace muchos años,

a la salida de mi frente busco,
busco sin encontrar, busco un instante,
un rostro de relámpago y tormenta
corriendo entre los árboles nocturnos,
rostro de lluvia en un jardín a obscuras,
agua tenaz que fluye a mi costado,

busco sin encontrar, escribo a solas,
no hay nadie, cae el día, cae el año,
caigo en el instante, caigo al fondo,
invisible camino sobre espejos
que repiten mi imagen destrozada,
piso días, instantes caminados,
piso los pensamientos de mi sombra,
piso mi sombra en busca de un instante,

busco una fecha viva como un pájaro,
busco el sol de las cinco de la tarde
templado por los muros de tezontle:
la hora maduraba sus racimos
y al abrirse salían las muchachas
de su entraña rosada y se esparcían
por los patios de piedra del colegio,
alta como el otoño caminaba
envuelta por la luz bajo la arcada
y el espacio al ceñirla la vestía
de un piel más dorada y transparente,


tigre color de luz, pardo venado
por los alrededores de la noche,
entrevista muchacha reclinada
en los balcones verdes de la lluvia,
adolescente rostro innumerable,
he olvidado tu nombre, Melusina,
Laura, Isabel, Perséfona, María,
tienes todos los rostros y ninguno,
eres todas las horas y ninguna,
te pareces al árbol y a la nube,
eres todos los pájaros y un astro,
te pareces al filo de la espada
y a la copa de sangre del verdugo,
yedra que avanza, envuelve y desarraiga
al alma y la divide de sí misma,
escritura de fuego sobre el jade,
grieta en la roca, reina de serpientes,
columna de vapor, fuente en la peña,
circo lunar, peñasco de las águilas,
grano de anís, espina diminuta
y mortal que da penas inmortales,
pastora de los valles submarinos
y guardiana del valle de los muertos,
liana que cuelga del cantil del vértigo,
enredadera, planta venenosa,
flor de resurrección, uva de vida,
señora de la flauta y del relámpago,
terraza del jazmín, sal en la herida,
ramo de rosas para el fusilado,
nieve en agosto, luna del patíbulo,
escritura del mar sobre el basalto,
escritura del viento en el desierto,
testamento del sol, granada, espiga,

rostro de llamas, rostro devorado,
adolescente rostro perseguido
años fantasmas, días circulares
que dan al mismo patio, al mismo muro,
arde el instante y son un solo rostro
los sucesivos rostros de la llama,
todos los nombres son un solo nombre
todos los rostros son un solo rostro,
todos los siglos son un solo instante
y por todos los siglos de los siglos
cierra el paso al futuro un par de ojos,

no hay nada frente a mí, sólo un instante
rescatado esta noche, contra un sueño
de ayuntadas imágenes soñado,
duramente esculpido contra el sueño,
arrancado a la nada de esta noche,
a pulso levantado letra a letra,
mientras afuera el tiempo se desboca
y golpea las puertas de mi alma
el mundo con su horario carnicero,

sólo un instante mientras las ciudades,
los nombres, lo sabores, lo vivido,
se desmoronan en mi frente ciega,
mientras la pesadumbre de la noche
mi pensamiento humilla y mi esqueleto,
y mi sangre camina más despacio
y mis dientes se aflojan y mis ojos
se nublan y los días y los años
sus horrores vacíos acumulan,

mientras el tiempo cierra su abanico
y no hay nada detrás de sus imágenes
el instante se abisma y sobrenada
rodeado de muerte, amenazado
por la noche y su lúgubre bostezo,
amenazado por la algarabía
de la muerte vivaz y enmascarada
el instante se abisma y se penetra,
como un puño se cierra, como un fruto
que madura hacia dentro de sí mismo
y a sí mismo se bebe y se derrama
el instante translúcido se cierra
y madura hacia dentro, echa raíces,
crece dentro de mí, me ocupa todo,
me expulsa su follaje delirante,
mis pensamientos sólo son su pájaros,
su mercurio circula por mis venas,
árbol mental, frutos sabor de tiempo,

oh vida por vivir y ya vivida,
tiempo que vuelve en una marejada
y se retira sin volver el rostro,
lo que pasó no fue pero está siendo
y silenciosamente desemboca
en otro instante que se desvanece:

frente a la tarde de salitre y piedra
armada de navajas invisibles
una roja escritura indescifrable
escribes en mi piel y esas heridas
como un traje de llamas me recubren,
ardo sin consumirme, busco el agua
y en tus ojos no hay agua, son de piedra,
y tus pechos, tu vientre, tus caderas
son de piedra, tu boca sabe a polvo,
tu boca sabe a tiempo emponzoñado,
tu cuerpo sabe a pozo sin salida,
pasadizo de espejos que repiten
los ojos del sediento, pasadizo
que vuelve siempre al punto de partida,
y tú me llevas ciego de la mano
por esas galerías obstinadas
hacia el centro del círculo y te yergues
como un fulgor que se congela en hacha,
como luz que desuella, fascinante
como el cadalso para el condenado,
flexible como el látigo y esbelta
como un arma gemela de la luna,
y tus palabras afiladas cavan
mi pecho y me despueblan y vacían,
uno a uno me arrancas los recuerdos,
he olvidado mi nombre, mis amigos
gruñen entre los cerdos o se pudren
comidos por el sol en un barranco,

no hay nada en mí sino una larga herida,
una oquedad que ya nadie recorre,
presente sin ventanas, pensamiento
que vuelve, se repite, se refleja
y se pierde en su misma transparencia,
conciencia traspasada por un ojo
que se mira mirarse hasta anegarse
de claridad:
yo vi tu atroz escama,
Melusina, brillar verdosa al alba,
dormías enroscada entre las sábanas
y al despertar gritaste como un pájaro
y caíste sin fin, quebrada y blanca,
nada quedó de ti sino tu grito,
y al cabo de los siglos me descubro
con tos y mala vista, barajando
viejas fotos:
no hay nadie, no eres nadie,
un montón de ceniza y una escoba,
un cuchillo mellado y un plumero,
un pellejo colgado de unos huesos,
un racimo ya seco, un hoyo negro
y en el fondo del hoyo los dos ojos
de una niña ahogada hace mil años,

miradas enterradas en un pozo,
miradas que nos ven desde el principio,
mirada niña de la madre vieja
que ve en el hijo grande un padre joven,
mirada madre de la niña sola
que ve en el padre grande un hijo niño,
miradas que nos miran desde el fondo
de la vida y son trampas de la muerte
—¿o es al revés: caer en esos ojos
es volver a la vida verdadera?,

¡caer, volver, soñarme y que me sueñen
otros ojos futuros, otra vida,
otras nubes, morirme de otra muerte!
—esta noche me basta, y este instante
que no acaba de abrirse y revelarme
dónde estuve, quién fui, cómo te llamas,
cómo me llamo yo:
¿hacía planes
para el verano —y todos los veranos—
en Christopher Street, hace diez años,
con Filis que tenía dos hoyuelos
donde bebían luz los gorriones?,
¿por la Reforma Carmen me decía
"no pesa el aire, aquí siempre es octubre",
o se lo dijo a otro que he perdido
o yo lo invento y nadie me lo ha dicho?,
¿caminé por la noche de Oaxaca,
inmensa y verdinegra como un árbol,
hablando solo como el viento loco
y al llegar a mi cuarto —siempre un cuarto—
no me reconocieron los espejos?,
¿desde el hotel Vernet vimos al alba
bailar con los castaños — "ya es muy tarde"
decías al peinarte y yo veía
manchas en la pared, sin decir nada?,
¿subimos juntos a la torre, vimos
caer la tarde desde el arrecife?
¿comimos uvas en Bidart?, ¿compramos
gardenias en Perote?,
nombres, sitios,
calles y calles, rostros, plazas, calles,
estaciones, un parque, cuartos solos,
manchas en la pared, alguien se peina,
alguien canta a mi lado, alguien se viste,
cuartos, lugares, calles, nombres, cuartos,

Madrid, 1937,
en la Plaza del Ángel las mujeres
cosían y cantaban con sus hijos,
después sonó la alarma y hubo gritos,
casas arrodilladas en el polvo,
torres hendidas, frentes esculpidas
y el huracán de los motores, fijo:
los dos se desnudaron y se amaron
por defender nuestra porción eterna,
nuestra ración de tiempo y paraíso,
tocar nuestra raíz y recobrarnos,
recobrar nuestra herencia arrebatada
por ladrones de vida hace mil siglos,
los dos se desnudaron y besaron
porque las desnudeces enlazadas
saltan el tiempo y son invulnerables,
nada las toca, vuelven al principio,
no hay tú ni yo, mañana, ayer ni nombres,
verdad de dos en sólo un cuerpo y alma,
oh ser total...
cuartos a la deriva
entre ciudades que se van a pique,
cuartos y calles, nombres como heridas,
el cuarto con ventanas a otros cuartos
con el mismo papel descolorido
donde un hombre en camisa lee el periódico
o plancha una mujer; el cuarto claro
que visitan las ramas de un durazno;
el otro cuarto: afuera siempre llueve
y hay un patio y tres niños oxidados;
cuartos que son navíos que se mecen
en un golfo de luz; o submarinos:
el silencio se esparce en olas verdes,
todo lo que tocamos fosforece;
mausoleos de lujo, ya roídos
los retratos, raídos los tapetes;
trampas, celdas, cavernas encantadas,
pajareras y cuartos numerados,
todos se transfiguran, todos vuelan,
cada moldura es nube, cada puerta
da al mar, al campo, al aire, cada mesa
es un festín; cerrados como conchas
el tiempo inútilmente los asedia,
no hay tiempo ya, ni muro: ¡espacio, espacio,
abre la mano, coge esta riqueza,
corta los frutos, come de la vida,
tiéndete al pie del árbol, bebe el agua!,

todo se transfigura y es sagrado,
es el centro del mundo cada cuarto,
es la primera noche, el primer día,
el mundo nace cuando dos se besan,
gota de luz de entrañas transparentes
el cuarto como un fruto se entreabre
o estalla como un astro taciturno
y las leyes comidas de ratones,
las rejas de los bancos y las cárceles,
las rejas de papel, las alambradas,
los timbres y las púas y los pinchos,
el sermón monocorde de las armas,
el escorpión meloso y con bonete,
el tigre con chistera, presidente
del Club Vegetariano y la Cruz Roja,
el burro pedagogo, el cocodrilo
metido a redentor, padre de pueblos,
el Jefe, el tiburón, el arquitecto
del porvenir, el cerdo uniformado,
el hijo pedilecto de la Iglesia
que se lava la negra dentadura
con el agua bendita y toma clases
de inglés y democracia, las paredes
invisibles, las máscaras podridas
que dividen al hombe de los hombres,
al hombre de sí mismo,
se derrumban
por un instante inmenso y vislumbramos
nuestra unidad perdida, el desamparo
que es ser hombres, la gloria que es ser hombres
y compartir el pan, el sol, la muerte,
el olvidado asombro de estar vivos;

amar es combatir, si dos se besan
el mundo cambia, encarnan los deseos,
el pensamiento encarna, brotan las alas
en las espaldas del esclavo, el mundo
es real y tangible, el vino es vino,
el pan vuelve a saber, el agua es agua,
amar es combatir, es abrir puertas,
dejar de ser fantasma con un número
a perpetua cadena condenado
por un amo sin rostro;
el mundo cambia
si dos se miran y se reconocen,
amar es desnudarse de los nombres:
"déjame ser tu puta", son palabras
de Eloísa, mas él cedió a las leyes,
la tomó por esposa y como premio
lo castraron después;
mejor el crimen,
los amantes suicidas, el incesto
de los hermanos como dos espejos
enamorados de su semejanza,
mejor comer el pan envenenado,
el adulterio en lechos de ceniza,
los amores feroces, el delirio,
su yedra ponzoñosa, el sodomita
que lleva por clavel en la solapa
un gargajo, mejor ser lapidado
en las plazas que dar vuelta a la noria
que exprime la substancia de la vida,
cambia la eternidad en horas huecas,
los minutos en cárceles, el tiempo
en monedas de cobre y mierda abstracta;

mejor la castidad, flor invisible
que se mece en los tallos del silencio,
el difícil diamante de los santos
que filtra los deseos, sacia al tiempo,
nupcias de la quietud y el movimiento,
canta la soledad en su corola,
pétalo de cristal en cada hora,
el mundo se despoja de sus máscaras
y en su centro, vibrante transparencia,
lo que llamamos Dios, el ser sin nombre,
se contempla en la nada, el ser sin rostro
emerge de sí mismo, sol de soles,
plenitud de presencias y de nombres;

sigo mi desvarío, cuartos, calles,
camino a tientas por los corredores
del tiempo y subo y bajo sus peldaños
y sus paredes palpo y no me muevo,
vuelvo donde empecé, busco tu rostro,
camino por las calles de mí mismo
bajo un sol sin edad, y tú a mi lado
caminas como un árbol, como un río
caminas y me hablas como un río,
creces como una espiga entre mis manos,
lates como una ardilla entre mis manos,
vuelas como mil pájaros, tu risa
me ha cubierto de espumas, tu cabeza
es un astro pequeño entre mis manos,
el mundo reverdece si sonríes
comiendo una naranja,
el mundo cambia
si dos, vertiginosos y enlazados,
caen sobre las yerba: el cielo baja,
los árboles ascienden, el espacio
sólo es luz y silencio, sólo espacio
abierto para el águila del ojo,
pasa la blanca tribu de las nubes,
rompe amarras el cuerpo, zarpa el alma,
perdemos nuestros nombres y flotamos
a la deriva entre el azul y el verde,
tiempo total donde no pasa nada
sino su propio transcurrir dichoso,

no pasa nada, callas, parpadeas
(silencio: cruzó un ángel este instante
grande como la vida de cien soles),
¿no pasa nada, sólo un parpadeo?
—y el festín, el destierro, el primer crimen,
la quijada del asno, el ruido opaco
y la mirada incrédula del muerto
al caer en el llano ceniciento,
Agamenón y su mugido inmenso
y el repetido grito de Casandra
más fuerte que los gritos de las olas,
Sócrates en cadenas "(el sol nace,
morir es despertar: "Critón, un gallo
a Esculapio, ya sano de la vida"),
el chacal que diserta entre las ruinas
de Nínive, la sombra que vio Bruto
antes de la batalla, Moctezuma
en el lecho de espinas de su insomnio,
el viaje en la carretera hacia la muerte
—el viaje interminable mas contado
por Robespierre minuto tras minuto,
la mandíbula rota entre las manos—,
Churruca en su barrica como un trono
escarlata, los pasos ya contados
de Lincoln al salir hacia el teatro,
el estertor de Trotsky y sus quejidos
de jabalí, Madero y su mirada
que nadie contestó: ¿por qué me matan?,
los carajos, los ayes, los silencios
del criminal, el santo, el pobre diablo,
cementerio de frases y de anécdotas
que los perros retóricos escarban,
el delirio, el relincho, el ruido obscuro
que hacemos al morir y ese jadeo
que la vida que nace y el sonido
de huesos machacadosen la riña
y la boca de espuma del profeta
y su grito y el grito del verdugo
y el grito de la víctima...
son llamas
los ojos y son llamas lo que miran,
llama la oreja y el sonido llama,
brasa los labios y tizón la lengua,
el tacto y lo que toca, el pensamiento
y lo pensado, llama el que lo piensa,
todo se quema, el universo es llama,
arde la misma nada que no es nada
sino un pensar en llamas, al fin humo:
no hay verdugo ni víctima...
¿y el grito
en la tarde del viernes?, y el silencio
que se cubre de signos, el silencio
que dice sin decir, ¿no dice nada?,
¿no son nada los gritos de los hombres?,
¿no pasa nada cuando pasa el tiempo?

—no pasa nada, sólo un parpadeo
del sol, un movimiento apenas, nada,
no hay redención, no vuelve atrás el tiempo,
los muerto están fijos en su muerte
y no pueden morirse de otra muerte,
intocables, clavados en su gesto,
desde su soledad, desde su muerte
sin remedio nos miran sin mirarnos,
su muerte ya es la estatua de su vida,
un siempre estar ya nada para siempre,
cada minuto es nada para siempre,
un rey fantasma rige sus latidos
y tu gesto final, tu dura máscara
labra sobre tu rostro cambiante:
el monumento somos de una vida
ajena y no vivida, apenas nuestra,

—¿la vida, cuándo fue de veras nuestra?,
¿cuándo somos de veras lo que somos?,
bien mirado no somos, nunca somos
a solas sino vértigo y vacío,
muecas en el espejo, horror y vómito,
nunca la vida es nuestra, es de los otros,
la vida no es de nadie, todos somos
la vida —pan de sol para los otros,
los otros todos que nosotros somos—,
soy otro cuando soy, los actos míos
son más míos si son también de todos,
para que pueda ser he de ser otro,
salir de mí, buscarme entre los otros,
los otros que no son si yo no existo,
los otros que me dan plena existencia,
no soy, no hay yo, siempre somos nosotros,
la vida es otra, siempre allá, más lejos,
fuera de ti, de mí, siempre horizonte,
vida que nos desvive y enajena,
que nos inventa un rostro y lo desgasta,
hambre de ser, oh muerte, pan de todos,

Eloísa, Perséfona, María,
muestra tu rostro al fin para que vea
mi cara verdadera, la del otro,
mi cara de nosotros siempre todos,
cara de árbol y de panadero,
de chófer y de nube y de marino,
cara de sol y arroyo y Pedro y Pablo,
cara de solitario colectivo,
despiértame, ya nazco:
vida y muerte
pactan en ti, señora de la noche,
torre de claridad, reina del alba,
virgen lunar, madre del agua madre,
cuerpo del mundo, casa de la muerte,
caigo sin fin desde mi nacimiento,
caigo en mí mismo sin tocar mi fondo,
recógeme en tus ojos, junta el polvo
disperso y reconcilia mis cenizas,
ata mis huesos divididos, sopla
sobre mi ser, entiérrame en tu tierra,
tu silencio dé paz al pensamiento
contra sí mismo airado;
abre la mano,
señora de semillas que son días,
el día es inmortal, asciende, crece,
acaba de nacer y nunca acaba,
cada día es nacer, un nacimiento
es cada amanecer y yo amanezco,
amanecemos todos, amanece
el sol cara de sol, Juan amanece
con su cara de Juan cara de todos,

puerta del ser, despiértame, amanece,
déjame ver el rostro de este día,
déjame ver el rostro de esta noche,
todo se comunica y transfigura,
arco de sangre, puente de latidos,
llévame al otro lado de esta noche,
adonde yo soy tú somos nosotros,
al reino de pronombres enlazados,

puerta del ser: abre tu ser, despierta,
aprende a ser también, labra tu cara,
trabaja tus facciones, ten un rostro
para mirar mi rostro y que te mire,
para mirar la vida hasta la muerte,
rostro de mar, de pan, de roca y fuente,
manantial que disuelve nuestros rostros
en el rostro sin nombre, el ser sin rostro,
indecible presencia de presencias...

quiero seguir, ir más allá, y no puedo:
se despeñó el instante en otro y otro,
dormí sueños de piedra que no sueña
y al cabo de los años como piedras
oí cantar mi sangre encarcelada,
con un rumor de luz el mar cantaba,
una a una cedían las murallas,
todas las puertas se desmoronaban
y el sol entraba a saco por mi frente,
despegaba mis párpados cerrados,
desprendía mi ser de su envoltura,
me arrancaba de mí, me separaba
de mi bruto dormir siglos de piedra
y su magia de espejos revivía
un sauce de cristal, un chopo de agua,
un alto surtidor que el viento arquea,
un árbol bien plantado mas danzante,
un caminar de río que se curva,
avanza, retrocede, da un rodeo
y llega siempre.
México, 1957

De mi biblioteca:
PAZ, Octavio;Lo mejor de Octavio Paz El Fuego de cada día, selección, prólogo y notas del autor;Seix Barral;1989; Barcelona
En la última edición de la Revista Ñ del Diario Clarín, Argentina, se publicó un artículo muy completo sobre el significado y la trascendencia de este poema de Octavio Paz

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Era una dama aquella, con dosel y todo.
El pelo era una mata impenetrable. Tenía brazos simiescos y un par de piernas pesadas y de tamaño monumental.
Uno la veía venir o la observaba irse, y siempre evocaba a esas camas de las damas de los tiempos del feudo :oscuras, enormes pero, protegidas por todos lados.
En aquellos tiempos, esas camas servían para violar candados de castos, con la copia de la llave que el "Señor" guardó celosamente...

paradoja: esta dama que refiero, nunca tuvo un voluntario violador ni un santo marido que le urgiera la pasión.

sábado, 22 de septiembre de 2007

Variando la ruta devuelvo


En la constelación interior de mi cielo, quebró una línea de cristal.
Saltando fuera esquirlas de rosas,
de coral.
Colapsó la luna su giro.
Reverdeció el mar en lo profundo.
Variando la ruta
devuelvo
Al tiempo iridiscente
El nácar de leche que alimenta
La memoria insegura de la lágrima.
Ignoto rincón
Tramo de hiedra
Campanada frágil
Eco de grillos
y tierra
que desgarro a cada instante.

viernes, 21 de septiembre de 2007

¡POR FIN!

Amigos queridos:
No sé qué había pasado pero no podía ingresar al blog desde los datos que solicita blogger.
Ahora, resuelto el problema, estoy de regreso con ustedes.
Atareada al máximo, sin variantes.
¿Qué he estado haciendo en todo este tiempo?
_ Escuela, escuela, escuela....
_visitas familiares cada vez más frecuentes.
_Proyectos "en puerta"...
_Estudio (Quiero entender del todo el manejo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación...Qué cantidad de temas para aprender y practicar!)
_Dieta olvidada.
_gimnasia y caminatas postergadas.
_El caos me envuelve . Estoy metida en la vorágine de estos tiempos.


En este Hemisferio, hoy comienza la primavera. Los estudiantes celebran su día. No hay clases... Es, entonces, tiempos de visitas.

¡Cómo los he extrañado!

Gracias por todos vuestros comentarios y por esta espera, demostrada en la mayoría en la preocupación porque vuelva...

Alguien sabe algo de nuestra querida mexicana Lety?

Los abrazo con aromas de primavera.

martes, 21 de agosto de 2007

Una latinoamericana en Alcalà de Henares

MÓNICA SILVANA GONZÁLEZ:

Haberla conocido en su adolescencia, siempre distinguiéndose como una persona de fortalezas.....
Haberla tenido como alumna:... soñadora, llena de metas, "cómplice" de mis sueños,....
Haberla conocido llena de lirismo, partícipe de "la sociedad de los poetas vivos"...
Recordarla en actividad plena para cada edición del periódico estudiantil o con el arrollador empuje con el que movilizaba a todos los jóvenes de la escuela desde la Presidencia del Centro de Estudiantes, ...
Conocer sus emociones, sus lágrimas producto de alegría y tristezas...Disfrutando plenamente de las primeras y enfrentando con decisión las causa de las otras...

Todo eso recordé en su visita al Instituto, el pasado viernes 16 de agosto,donde yo trabajo y donde ella fue alumna.
Y se reavivó el orgullo, la felicidad de saber que hay personas que son así, simplemente, puro empuje, puro trabajo, puro entusaismo, pura decisión... y pura gratitud...

Sí. Mónica fue orgullo de la Institución y hoy, redobla la apuesta por ella.

Mónica Silvana González, argentina, de la provincia de Corrientes, ciudad de Esquina: entrañable, y siempre recordada.

Mónica reside en Europa desde hace diez años.Tiene 32...Sigue aquilatando sus virtudes y haciendo realidad sus metas personales, con sus sueños puestos al servicio de la gente, encontrando en la política el camino para su lucha, porque en la actualidad, forma parte del gobierno del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, como Concejala. Junto a otros latinoamericanos, forma parte del grupo "extraño" que han logrado, en elección popular, acceder a un escaño.

En su visita por el Instituto Divino Salvador, colegio que la albergó como estudiante, habló con pasión del desafío que se impuso mientras demostró la perdurabilidad del afecto.

Habla con pasión de su pasado argentino y con igual pasión de su presente en Europa. Le brillan los ojos cuando narra el vivir en aquel reducto cultural señalado como Patrimonio de la Humanidad (Me refiero a Alcala de Henares)

Con pasión declama su argentinidad, coherente con su deseo de defender y fortalecer los derechos de los inmigrantes.Y con pasión habla de lo que Europa le ofrece.
En su fugaz visita por la provincia de Corrientes, se dio tiempo para todos los encuentros posibles con sus pares.


Al anunciarnos su visita, organizamos un encuentro donde las emociones, los recuerdos y sorpresas estuvieron presentes, además de que su charla a los estudiantes les dejó un deseo de emularla.

Nos obsequió como recuerdo material, un ejemplar comentado de la obra máxima de la Literatura española y Universal: "EL ingeniosos Hidalgo DOn Quijote de la Mancha".- valioso, por cierto -,agregó la cuantiosa fortuna de su gratitud.

Pensando en ella y su destino de cuya arquitectura es su propia responsable,es que recordé el poema que mi profesora de Literatura hace muchísimos años me obsequió a modo de despedida, en el que se expresa esa especie de privilegio que sentimos los maestros cuando nos pasan por la vida profesional, esos seres de luz, que debemos dejar ir, sin embargo....

Dice el poeta Baldomero Fernández Moreno, en "Palbras a mis alumnos":

...Nunca debí dejaros dispersar a los vientos/discípulos queridos que me brindó el azar./ Yo debí cada curso separar unos cuantos/ llevarlos de la mano y atarlos en un haz./ Cada año regalóme cuatro o cinco cabezas/ en que estaba la estrella dando destellos ya./Frontales que avanzaban como otras tantas proas/ manojos de cabellos arados hacia atrás./Estaba en vuestros ojos insolente el ensueño/ el verso entre los labios de juvenil coral;/ aún más que los promedios y las lecciones diarias/ al lado del pupitre gustabais recitas. /Estéis donde estéis, mi pensamiento os sigue,/ mi memoria, agua fresca, es de ello capaz;/ ora tornéis al fondo de vuestras heredades,/ o baile en vuestras siene la borla doctoral.

martes, 14 de agosto de 2007

Un día...



Un día de vacaciones invernales, salí a pasear. Crucé calles de tierra (¿La notan en mis zapatos?) y también las pavimentadas. A través de éstas, llegué a destino:Carrefour... Allí, a la entrada del cine, hice esta producción para la promoción de tarjeta naranja.
Ahora, además de mi nombre, me conocen físicamente...

AMIGOS:
Los eximo de hacer comentarios...

miércoles, 8 de agosto de 2007

Palabras Sueltas

Palabras sueltas

Esta noche no siento pavor por la soledad... Hace mucho tiempo que me he amigado con ella y ya somos íntimas .

Como amiga que es, me descorre velos para que termine de ver las verdades que resisto. Es cruel.y deja que se lo diga.

No es cierto que la soledad sea mala consejera.

Ella abre puertas, silenciosa; sin embargo, la luz que me entrega carece de sutilezas: tan crudas son sus certezas.

A veces, endulza sus mensajes llenándolos de "peros", "sin embargo","mas"... y todo nexo que alivie la pesadumbre de su carga.

Yo agudizo los sentidos, me mantengo alerta, entonces.Y descubro y redescubro quiénes me guardan fidelidad y quienes me traicionan.

Esta noche está conmigo, silenciosa...Es su juego.Deja que elucubre pensamientos sobre una y otra cuestión. Permite que me desvele. Libero palabras, imágenes, recuerdos...Ora arrugo la frente, ora esbozo una sonrisa, por momentos me río de alguna zoncera aparecida de improviso.
Suelto.Libero.Escrutinio.Afloro.Contraigo.Desecho.Tartamudeo.Gimo.Río.Brillo.Me opaco.Vuelvo a brillar. Tecleteo en el teclado (perdón por la cacofonía).Me detengo.Continúo.Advierto.Presiento. Persevero.Me pregunto.No me respondo.Me enojo. Me calmo. Me vuelvo a enojar. Me digo:¡"Qué tonta"!. Aparezco de niña, vestida de plumetí cayendo en la tina llena de agua y oigo a mamá lamentando la ruina de mi vaporoso traje. Lagrimeo.Vuelvo a tecletear. Me sirvo un té de menta. Lo bebo a sorbitos. Oigo al tiempo pasar. Ya es otro día.Aún está oscuro. Mañana preparé el bolso.Ahora sigo en la red enmarañada de palabras tontas, tontuelas.Tontitas.Tonsinson.Son sin ton.Encenderé las velas de la torta de cumpleaños. Mi niña buena las apagará. Podrá hacerlo pues son pocos sus años ."Feliz, feliz, en tu día, hijita querida. Feliz. Feliz que lo seas por muchos años más". Y habrá fiesta y algarabía. Qué frío que siento en los pies.Hace mucho que estoy sentada. Termino de enviar mi trabajo del curso que hago gracias a la web. A esta altura de la vida, ¡quién diría aún estudiando!. Cuando me jubile voy a emprender algo distinto. Todo me sirve. Siempre se aprende.La botella de Coca Cola Zero pretende competir con mi té calentito. ¡Ni soñando le voy a dar prioridad. Silencio. La compu susurra su trajinar. ¿Qué pasa allá afuera?. Silencio. Silencio. Silencio.Aquí está encendida una luz, la compu, y la heladera que ha comenzado a marchar.Pienso en mi dormitorio.¡qué calentito que ha de estar!... Y ni siquiera sirve de estímulo para dejar a mi amiga soledad que, paradoja real, me acompaña desde hace rato.Otro sorbo de menta y me digo:"¿merecen mis amigos que les imponga el sufrimiento de leer este artículo?....Misterio.... Final.

miércoles, 1 de agosto de 2007

MEMPO GIARDINELLI


Quienes aseveran que en nuestra época no hay modelos ni ejemplos a seguir, están equivocados. Salvo, claro, si lo que esperan es encontrar santos y héroes de arrojo.
Por el contrarioi, creo que cada rincón el mundo atesora y convive con gente que bien podrían servir de modelo - cada uno en lo suyo - en la época que les toca vivir.
Un ejemplo traigo ahora nombrando a Mempo Giardinelli, intelectual argentino que me enorgullece.(la foto que acompaño el texto fue obtenida en Internet)

Mempo Giardinelli recibirá el
Premio Pregonero de Honor 2007

En la 18ª Feria del Libro Infantil y Juvenil, que se desarrolla en el Centro de Exposiciones de la Ciudad de Buenos Aires, se entregarán el próximo jueves 2 de agosto a las 18 horas, los Premios Pregonero de este año, y entre ellos el Pregonero de Honor que en este 2007 recibirá el escritor Mempo Giardinelli.

Los Premios Pregonero son un reconocimiento a los difusores de la literatura infantil y juvenil argentina, quienes desarrollan su vocación de manera persistente y a veces silenciosa, en diferentes ámbitos, y consisten en réplicas de la carreta “La Andariega”, de Javier Villafañe y diplomas.

El Jurado, integrado este año por Ana María Shúa, Nora Fonollosa, Jorge Dubatti y el editor Oscar González, decidió por unanimidad otorgar al escritor chaqueño el premio Pregonero de HONOR 2007, de la Fundación El Libro.

En esta oportunidad también serán premiadas por su labor otras personas, instituciones y acciones en favor de la Literatura Infantil y Juvenil nacional. Entre ellas el Programa Volver a Leer, de la Dirección de Proyectos y Políticas Educativas del Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba, que será recibido por su fundadora la escritora cordobesa Graciela Bialet.

Asimismo, recibirán premios en distintas categorías las escritoras Graciela Perriconi y Paula Martín, así como el producto La Valijita, la Cátedra Libre de Radio Nacional, el programa televisivo Ver para Leer de Juan Sasturain, el periódico en Internet El Mangrullo, la Biblioteca Popular Sarmiento (de Valentín Alsina, Provincia de Buenos Aires), la Librería Magister (de Concordia, Entre Ríos), el grupo teatral Atacados por el arte, (de Cipolletti, Río Negro) y la Asociación de Padrinos de Alumnos y Escuelas Rurales.

Cabe destacar que el año pasado, la Fundación Mempo Giardinelli recibió el Premio Pregonero en la Categoría Institución, por la creación del Programa de Abuelas Cuentacuentos.

EL intelecto, la solidaridad y el quehacer SIEMPRE, son características destacables en MEMPO, alguien a quién admiro profundamente, y que, con seguridad, una vez enterados de quién es y a qué se dedica, ustedes habrán de sumarse al aplauso.

jueves, 19 de julio de 2007

FONTANARROSA




Gracias Roberto Fontanarrosa
por cada carcajada que me despertaste con tus cuentos y tus personajes.
Bien lo dicen los distintos medios periodìsticos:el paìs y elhumor estan de luto.


Tal como dijo Mercedes Sosa, "hoy no es un día feliz". Los cuatro puntos cardinales del país lloran el fallecimiento de uno de sus escritores y humoristas más populares, el de Roberto Fontanarrosa.

En 2003, Fontanarrosa se enteró que padecía de esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad neurológica por la cual perdió paulatinamente su movilidad.

Un documento muy importante sobre el genio Fontanarrosa publicò rosario3.com

El juego de registros lingüìsticos que constantemente exponìa a travès del gaucho Inodoro Pereyra, la Eulogìa y el perro Mendieta fue siempre la exquisitez de la rotura del discurso.Algunos ejemplos del personaje y susinterlocutores lo podemos encontrar en http://www.uco.es/~i62guigm/inod-01.htm


Boogie El Aceitoso. otro de sus personajes,de preferencia mayormente masculina


Nadie puede olvidar sus palabras en el cierre del Congreso de la Lengua:
"Yo le decía, a veces, a mi hijo —refiriéndome a su vestimenta—, que si él se toma su tiempo para la vestimenta y el peinado, en lo que más se tiene que fijar es en su manera de hablar porque creo que es lo mejor que lo muestra y que lo puede vestir y desvestir. Sigue teniendo prestigio, afortunadamente, hablar bien.

Esta palabras estaban destinadas, originariamente a ser dichas por Juan José Sáenz, lamentablemente, por razones de salud no lo puede hacer, debido a eso, si se quiere lamentable circunstancia, me propuso a mí estas palabras Víctor García de la Concha, de la presidencia del congreso. Me propuso decir unas palabras y como la organización de esto es tan precisa, tuvimos unas divergencias respecto a la duración de este…, iba a decir speech pero creo que no es el ámbito adecuado el discurso porque mi modelo de orador es Fidel Castro, y yo por menos de 7 u 8 horas de discurso, ni siquiera me acerco a un micrófono. Pero en consideración a que hay mucha gente del exterior que querría estar con sus familias para estas fiestas vamos a hacer una cosa más acotada.

De repente se terminó el Congreso. Tengo la sensación, aparte de que es después de cuatro años —como los campeonatos de fútbol—, que uno lo estaba esperando, porque surge una expectativa enorme, se hablan de ello, se hacen conjeturas, etc. etc. se prepara, se trabaja mucho y de repente, me veo intentando hacer unas palabras de cierre. También supone que hay que sacar conclusiones. Primera conclusión, muy simple: Concluyó el Congreso.

Hay una frase —siempre en los círculos literarios, las citas son elegantes y quedan bien—, hay una frase que dice: «Unidad es el equilibrio de las diversidades, uniformidad es la supresión de las diversidades». Confieso que la uniformidad me inquieta un poco, los latinoamericanos hemos tenido problemas con los uniformes. Nos preguntábamos desde hace mucho tiempo aquí en Rosario con real y legítima curiosidad: ¿Qué es un Congreso de la Lengua? ¿Para que sirve un Congreso de la Lengua? Primero y elemental, para reunirnos para estar acá.

Para Rosario, lo entiendo como rosarino, creo que es fundamental esta confirmación de ser una especie de polo cultural y por que se han hecho cosas, se ha trabajado mucho para esto y no lo digo solo a nivel oficial; cualquier negocio, cualquier kiosco se ha interesado por ponerse lindo, por embellecerse para recibir a los visitantes, no se ha hecho cosmética y aunque uno esté aquí en un escenario, tampoco se ha hecho escenografía, este teatro no es una instalación que hemos preparado y que apenas termine el congreso lo tenemos que devolver a una metrópoli importante, este teatro de acá, se quedará acá con aire acondicionado y todo y lo disfrutaremos después y porque me consta que las autoridades locales, han hecho contacto a muy alto nivel, y cuando digo «a muy alto nivel» me refiero a muy alto nivel (y que esto quede entre nosotros) para conseguir cuatro días de sol espectacular y formidable. Posiblemente harán que, los invitados se lleven una idea errónea de lo que es el clima de nuestra ciudad. También en palabras más bellas, lo dijo en algún momento Agustín Goytisolo en un hermoso poema que se llamaba «Palabras para Julia» y que cantó y musicalizó extraordinariamente Paco Ibáñez; eran consejos que daba Agustín Goytisolo a su hija y en un momento le dice: «No sé decirte nada más, pero tú debes comprender que yo aún estoy en el camino». Y es mi caso también.

Por último quisiera simplemente, recordar un versito muy corto que yo escuchaba cuando era niño y adolescente, no es un verso que pertenezcan al romancero español o que sea una de las piezas más importantes de la literatura de esta lengua, pero yo se la escuchaba decir como glosa a un cantante bastante popular de tango que se llama Alberto Castillo y que antes de iniciar sus actuaciones radiales decía algo más o menos así, que también me expresa: «Yo soy parte de mi pueblo y le debo lo que soy; hablo con su mismo verbo; canto; canto con su misma voz"



Argentina-cultura 20-07-2007

Murió Fontanarrosa, un maestro del cuento y la historieta


El escritor y humorista gráfico argentino Roberto Fontanarrosa, fallecido hoy a causa de una enfermedad neurológica, nació en 1944 en un parto normal, 'salvo por un detalle: el bebé era negro y canalla'.

Así describió su nacimiento este maestro del cuento y la historieta, apasionado del fútbol y siempre dado al humor, en la autobiografía publicada en su página web, que dejó inconclusa en 1998, después de reseñar el 25 cumpleaños de uno de sus personajes.

Roberto Fontanarrosa, más conocido como el 'Negro' Fontanarrosa, nació el 26 de noviembre de 1944 en la ciudad argentina de Rosario, la misma donde hoy murió a causa de una enfermedad que ya no le permitía dibujar como antes.

Para él, después del día que vino al mundo, la siguiente fecha destacable de su vida fue diez años después, el primer día que pisó un estadio de fútbol, su gran pasión, hasta el punto de que se presentaba como 'escritor, humorista gráfico e hincha de Rosario Central'.

'1954: el pequeño Fontanarrosa se encuentra con su verdadero amor: la pelota, va a la cancha por primera vez a ver un partido entre Rosario Central y Tigre. Si hubiera que ponerle la música de fondo a mi vida, sería la transmisión de los partidos de fútbol', escribió.

A Fontanarrosa no sólo le gustaba ver y hablar de fútbol, como a la mayoría de los hinchas, sino también escribir de ese deporte y dibujar a sus ídolos.

Su niñez fue 'normal'. Dejó la escuela secundaria en 1961, después de repetir el tercer año.

En esos tiempos ya amaba la historieta, copiaba los dibujos de 'Rayo Rojo', 'Puño Fuerte', 'El Tony' y 'Misterix', leía la revista 'Hora Cero', y empezó un curso de dibujo por correspondencia.

En 1963 empezó a trabajar en una agencia de publicidad, aunque 'sin la menor convicción', y en 1968 publicó su primer 'chiste', en la revista rosarina 'Boom'.

Así lo describió en su página web: 'un policía muestra su bastón manchado de rojo-sangre dice: no hay ninguna duda, eran comunistas'.

En 1972 se convierte en uno de los artistas de la revista 'Hortensia', donde nacieron sus personajes Boogie el aceitoso e Inodoro Pereyra, el renegau, que luego se publicaron en otras revistas y diarios, como 'Mengano', 'Clarín', 'Humor registrado', 'La maga' y también en México y Colombia.

La primera compilación de las aventuras de Inodoro se publicó en 1974 y hoy la colección supera los veinte volúmenes.

En la revista 'Fierro', creada en 1984, publicó la serie de historietas 'Semblanzas deportivas', así como las aventuras de Sperman, un donante de esperma.

En 1980 empezó a colaborar con el grupo humorístico musical Les Luthiers, y en 1981 publicó su primera novela, 'Best Seller', que fue seguida de 'El área 18', en 1982, y de 'La gansada', en 1985.

Su primer libro de cuentos, el género literario en el que destacó, 'El mundo ha vivido equivocado', vio la luz en 1982.

Después vinieron 'No sé si he sido claro', 'Nada del otro mundo', 'El mayor de mis defectos', 'Los trenes matan a los autos' y 'Te digo más... y otros cuentos', 'Usted no me lo va a creer y otros cuentos' y 'El rey de la Milonga y otros cuentos', entre otros.

Además seleccionó y prologó 'Cuentos del fútbol argentino', publicado en 1997.

Sus dotes para ese género le valieron en 2004 el Premio Konex.

Ese mismo año se ganó el favor del público en el III Congreso Internacional de la Lengua, celebrado en Rosario, con una defensa a ultranza del uso de las malas palabras, algunas de las cuales -dijo- son 'irreemplazables, por sonoridad, por fuerza y por contextura física'.

El 6 de febrero de 2006 fue homenajeado en Rosario con una fiesta en la calle organizada por la 'mesa de los galanes', la tertulia a la que asistió durante años en un café de esa ciudad y que definió, remedando a Milan Kundera, como 'la insoportable levedad de la conversación'.

En 2007 asistió en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias al festival literario Hay y, como siempre, dio una lección de humor y de conocimientos de fútbol.

'De mí se dirá posiblemente que soy un escritor cómico, a lo sumo. Y será cierto. No me interesa demasiado la definición que se haga de mí. No aspiro al Nobel de Literatura. Yo me doy por muy bien pagado cuando alguien se me acerca y me dice: me cagué de risa con tu libro', dijo Fontanarrosa.