Google+ Followers

Google+ Followers

martes, 19 de junio de 2012

Angustias



Aprieto párpados de rosas mustias. 

Llueven desde dentro piedras diminutas.

Las uñas muerden un trozo de alma
He venido a descansar la piel 

La pulpa de unos pasos
Ya no resuena en mi ocaso

Sombras de otro margen
Raíces de aliento
Grandioso en soledades

Huesos y músculos adormecidos al alba

En alguna estrella desvaída
He dejado mi cuerpo
A merced de la marea,

 memoria incompleta

Barca de un solo puerto
E infinitos naufragios
Oculta en mi pecho
Una cadena de sollozos
Que estrangula mi última luna

Presente

Mira estos pétalos mustios.
Los fuiste arrancando uno a uno con pocas ternezas
Quedé desnuda
la piel encabritada de promesas
En mis pies, el rayo de luna serpenteaba
y las sombras quedaron mudas.
Una triste canción no pronunciada
desangra en los poros mi cintura.
Sin embargo
hubieron momentos ascendidos
y locos enredos de suspiros
Ahogos
de la propia vida provocando
senderos con tus manos.
Asumo los recuerdos y alejo
este presente
de nieve
brumas
y abandono.

Diana Laura Caffaratti