Google+ Followers

Google+ Followers

jueves, 27 de abril de 2006

De otros tiempos



Viejo caldero donde estuvo
el metódico sudor
en manos del progreso...
La gran puerta, ahora
es una vacío de voces,
de sirenas,
de algarabía obrera.

Murió una tarde cualquiera.
Revolución industrial:
en la página milcientosetenta,
Expediente doce del libro F,
historia muerta.
Un robot coloca el epitafio
y un ramo de billetes verdes
justifican el ocaso