Google+ Followers

Google+ Followers

domingo, 18 de diciembre de 2005

Reseña sobre un acto cultural

Para encontrarse con la cultura ciudadana nuestra es preciso embarcarse en un mundo lleno de colorido como lo es el de la lectura.
Al leer, afloran los sentimientos más sublimes y el hombre se sumerge en las aguas de lo desconocido. Sin saber qué pasará la intriga le descubrirá los por qués...


Ubicados en sus respectivas butacas, los espectadores esperan con ansia el inicio de la presentación del libro PROSACOSIS, cuyos autores son dos esaquinenses: el Profesor José moreyra y el Dr. Daniel González.
Las luces del salón, totalmente escendidas, dejan ver el escenariodonde esta estarán los responsables de la presentación.
La música sirve de fondo, creando una atmósfera suave durante la espera.Mientras, la gente habla en murmullo.

Cuando la música pasó a primer plano, elevándose, anuncia el inicio de la función.
El público responde con respetuoso silencio y una sola voz se escucha: es la del Dr. Alberto Silvestri, quién con profundo sentido intelectual valora a la obra de los escritores. Deja entender la importancia de dejarse llevar librementepor los caminos sin rumbo de la lectura apasionada.El puente, dice, es el autor quién con su obra permite al hombre comunicarsecon el mundo de la ficción sin dejar el real.
Quién escribe es símbolo de creación y abstracción.

Y seguidamente, inicia una presentación alejada de las tradicionales presentaciones de libros:dejando sentado las diversas maneras de expresión a la que el ser humano puede acceder.
(fragmento del texto escrito por Fátima Ferragut 1° año Polimodal Instituto Divino Salcador I 31 ESQUINA, Corrientes)

sábado, 10 de diciembre de 2005

Mis alumnos escriben 5

Nada está bien.
El aire intoxica la vida.
Las casas son fuego incandecentes.
Hombres armados por doquier
y el cesar de los estruendos se tarda.


Pero escucho en mi alma
como suaves pasos
la voz de Dios.
Pasos que van donde yo voy.
Y a pesar de los cuerpos
que son mordiscos de algún semidios...
A pesar de la muerte
que convierte en lápida a mi pueblo
y a la Tierra en un mapa sangrante
la voz susurra dentro mío
con voz de la Esperanza.
Y aunque me hiere este aparente
túnel sin regreso
al otro lado está la luz.
Habremos de sembrarla
por los inocentes
por las memoria
por el futuro
por los hijos que nacerán
para, por fin,
intentar vivir en paz.


Mayra Coronel
Instituto Divino Salvador I31
ESQUINA, Ctes. ARGENTINA

jueves, 8 de diciembre de 2005

Mis alumnos escriben 4

¿Qué está bien?

El agua, veneno.
El aire, viento impuro.
En las miradas, el temor
Se tarda la paz.

Por eso espero,
en esta oscuridad
que va donde yo vaya

Y caigo en cuenta:
esta vida es un mordisco prolongado
un dolor intenso en manos de algún ciego
que transforma el mapa de mi pueblo
y ha dibujado un túnel sin regreso
para la paz
¿ alguna vez volverá...?

Lucía Aragón
Instituto Divino Salvador I 31
ESQUINA, Ctes. Argentina

domingo, 4 de diciembre de 2005

Mis alumnos escriben

Un Niño En Irak

Calles desiertas como espadas en mi pecho.
Desconocido mapa, mi país pequeño.
Personas insomnes con corazón deshecho.

Y yo, un niño sin patria ni techo...


Marcos Vera
1° Año Polimodal
Instituto Divino Salvador I 31
ESQUINA, Corrientes, Argentina

viernes, 2 de diciembre de 2005

Mis alumnos escriben

NADA ESTÁ BIEN

Nada está bien.
El sol es sangre.
La muerte, muerte.
Mis ojos navegan entre destrozos.
el dolor no tarda.

Pero te siento
en la repentina lágrima
que va
donde yo voy.

Y sufro.

El llanto es un mordisco
de algún ciego.
La herida,
una lápida sobre mi espalda.
Las armas,
desconocido mapa.

Pero dónde está lo humano?
Dónde la ayuda?
Siempre el mismo sino?
Será éste el fin?

Patricio Guastavino
1°Polimodal
Instituto Divino Salvador I 31
ESQUINA, Corrientes. Argentina

jueves, 1 de diciembre de 2005

Salir de lo peor

En este lugar sombrío
sólo puedo esperar
el momento efímero
que llegará.

Transparente ya me siento
la fuerza me abandona
en un túnel sin regreso.

Camino y camino...
el silencio me sigue
como una sombras y mis pasos
son marcas
del destino ingenuo
que busco ahora.

Luego del mar, tocar tierra,
no importa si desconocida.
Alivio al fin.
Pero hay barreras
me impiden entrar.
Me llaman ilegal.
A una habitación más que austera
me llevaron prisionera.
Ellos no saben que aquí,
el ausente será el hambre
que en mi Africa conocí.

Laura Bertossi
1° AÑO POLIMODAL
Instituto Divino Salvador I 31
Esquina , Ctes. Argentina