Google+ Followers

Google+ Followers

viernes, 9 de noviembre de 2007

La presentación del libro Confieso que soy Argentino



Amigos: comparto con Ustedes, los comentarios que se publicaron luego de la presentación del libro, en


Confieso que soy argentino



Este Martes 6 de Noviembre, se llevó a cabo uno de los actos culturales más trascendentes del año, en la presentación del libro, "Confieso que soy Argentino" del Dr. Héctor Daniel González, en el Salón de actos de la Escuela Normal. Expreso esto porque, los distintos homenajes que se le rindieron a este hijo de Esquina (que triunfa en el exterior, ya sea tanto, en su profesión de médico como podría decir en la de "ser humano"), fueron de un nivel cultural asombroso.



Desde las palabras de presentación de su amigo el "Profe" Moreyra, con su singular y picaresca vestimenta, quien usó la complicidad de la amistad, para llevar a Daniel tanto de la sonrisa a la carcajada, como de la emoción al llanto.
La Profesora Cristina Petraglia, quien prologó su a anterior trabajo,en la parte que le corresponde a "Prosacosis",(libro escrito conjuntamente con Moreyra y prologado por Diana Caffaratti) en lo que atañe a este último - aun sin conocerlo personalmente, le escribió en ese entonces una poesía, que lo describió como si lo conociera.

Luego las palabras de la poetisa y amiga, Teté Rivero, conmovieron hasta las lágrimas al público y a Daniel, con frases que evocaban la emoción del retorno a su terruño.



La sapiencia y experiencia de la Profesora Diana Caffaratti, Diana Laura para Daniel, desmenuzaron el libro en su comentario y análisis.



Mirando la cara del autor mientras Diana expresaba el contenido del libro, uno piensa, será eso lo que quiso expresar? estará contento con ese análisis?, las dudas pronto se esfumaron, al finalizar: Daniel comenta perplejo la excelente interpretación de sus escritos.

Las palabras de Daniel fueron de agradecimiento a todos sus amigos, compañeros, colegas y conocidos que estuvieron presentes, ya sea en esta presentación como en algún trecho de su vida, algunos, que lo marcaron más que otros, y formaron parte de quien es hoy.

En la ronda de preguntas, Daniel se desnudó. No se asusten, no fue un strip, fue un desnudo del alma, las preguntas de la audiencia, en especial de alumnas del Instituto Divino Salvador, hicieron que Daniel reflexione sobre muchas cosas, que tal vez, solo se animo a expresar antes unas páginas en blanco, pero en ésta, su noche especial, las emociones triunfaron y Daniel dejó de ser el doctor y paso a ser ese loco lindo "karateca" que las calles de Esquina conocieron en su adolescencia.
Nos emocionó con sus relatos y ejemplos, que utilizó como respuestas, con su filosofía transformada en realidades (fisiología fue su termino); un Daniel con respuestas concretas y llena de sabidurías del hombre de mundo.



Al finalizar, Daniel recibió presentes de su promoción escolar de 1978, de la Dirección de la Escuela Normal y del Instituto Divino Salvador, instituciones organizadoras de la presentación y también un diploma como columnista de Cachoabaré y nuevo columnista de Portal Sur en cuanto a innovaciones en la medicina.

Realmente una noche inolvidable para los que pudimos disfrutarla.
Edgardo Rebechi - Director de Portal Sur



El martes 6 de noviembre de 2007, en el Salón de Actos de la Escuela Normal Dr. J. Alfredo Ferreira, a las 21, se produjo la presentación del libro del Dr. Héctor Daniel González titulado “Confieso que soy Argentino”.

Héctor Daniel nació en Esquina en 1961, lugar de alguno de sus estudios, culminando su carrera médica en la ciudad de Corrientes. Los últimos veinte años pasó en Europa y en Estados Unidos especializándose en transplantes.

Es su profesión de utilidad humanitaria. También escribe y publica libros. Uno de ellos escrito con José A. Moreyra, fue presentado en esta misma Escuela y Salón el lunes 15 de agosto de 2005 como adhesión a los actos sanmartinianos llevados a cabo por la Asociación General San Martín. Él estuvo ausente debido a algún trámite burocrático de su pasaporte que lo dejaron al borde del avión. En esa oportunidad la sala estuvo repleta, como merece todo acto cultural y máxime, escasos en nuestra población.

Este martes pasado estuvo el autor a sala aún más llena, donde todos quisieron estar presente y saborear su libro tomando un poco de su filosofía.

El acto protocolar conducido por Luis Vallejos comenzó con las palabras de José Moreyra, su amigo dilecto, recordando su trayectoria y anécdotas locales de juventud.

Cristina Petraglia, quien prologó “Prosacosis”, con una poesía de su autoría, marcó la presencia y decir femenino en la noche, que a esta altura ya fue emotiva.

María Alcides “Teté” Rivero con palabras sencillas y un poema, fue al decir de Héctor Daniel, lo mejor de la noche, para él, indudablemente por el conocimiento de los dos.

“Dianita”, Diana, Diana Laura, Diana Caffaratti, o naturalmente y con sus laureles a cuestas “La Caffaratti”, analizó la obra punto por punto con apreciaciones ajustadas al pensamiento del autor y al de la concurrencia. Magnífica, lujosa y majestuosa, explicó meridianamente por qué el libro es un ensayo.


Entre uno y otro conferenciante se leyeron notas ponderativas locales y del resto de país a cuales más emotivas y de personas de todas las edades, llamando mi atención, una de Entre Ríos, que al final, era de Víctor Buiatti, persona dedicada a la cultura que convivió en Esquina hace algún tiempo.

Después llegó el momento de las palabras y la filosofía del doctor autor. A esta altura la emoción ya había hecho estragos en él y los asistentes. Para bien.

Explicó, pidiendo disculpas por algunas fallas en el lenguaje, mezcla de español con argentino, el porqué del título del libro y de sus experiencias lejos de su terruño. Todo sin desperdicios, convirtiéndose en una clase de filosofía de vida, atrapando y subyugando a todas las edades. Sin desperdicios, para pensar, para exprimir.

El auditorio quiso preguntar y así lo hicieron personas mayores. Pero la juventud también piensa y analiza lo suyo y de esta manera brillaron los estudiantes del Instituto Divino Salvador, sin distinción de edades o cursos.

El ensayista, aun confesando que no tenía respuestas, cada una de ellas eran contestaciones claras y de alto nivel filosófico pero con ejemplos.

Luego llegaron los obsequios y reconocimientos de ex compañeros de Escuela y colegas.

En resumen: Fue el acto puramente cultural realizado en Esquina más significativo, más grande y sin desperdicios, donde un público heterogéneo (desde primer grado llegando a los octogenarios) aplaudió, se emocionó e indudablemente aprendió.

Como reflexión: Si tomamos en cuenta los tres últimos años, el quehacer cultural esquinense está en crecimiento y sin puntales oficiales. El número de personas reconocidas de este hacer, aumentó, creció, pero más progresó en calidad que en número, madurando en cada acontecimiento llevados a cabo en las escuelas primarias y secundarias de la localidad y fuera de ella, caso la Costa del Río Uruguay, Libertador, Corrientes, Cosquín, Buenos Aires, Rosario o Paraná.

Y así se llega al fin del presente año con un acto de calidad y para aprovecharlo e imitarlo, por ello causó sorpresa, la única y abrupta retirada de un integrante del público y su acompañante, relacionado con “ésa cartera” tan promocionada, hecho no edificante, pero que según los primus de noviembre, presagian mayor crecimiento cultural con esfuerzo privado, para beneplácito de la población, con calidad y altura, por supuesto.



Aníbal Expedito Méndez, Mañana del Jueves 8 de noviembre de 2007, día de “Los Cuatro Santos Coronados”

Las imágenes también fueron obtenidas en Portal sur, cuyo link figura al principio de este artículo.

28 comentarios:

la granota dijo...

Tuvo que ser entrañable.

Rodolfo N dijo...

Felicitaciones, siempre una alegría un libro!
Besos

Trini dijo...

Parece que esta fue una noche mágica, dónde todos los asistentes disfrutaron de la amistad y la literatura. Me alegra que pasaras un rato tan entrañable y que en parte fueras parte y alma del feliz evento.

Un fuerte abrazo
Enhorabuena

CEL dijo...

Felicidades por el éxito del acontecimiento, que siga el buen hacer, que disfrutes todo lo que mereces por formar parte de todo este movimiento cultural.

Un fuerte abrazo Diana.

Rafael dijo...

Me alegro que todo saliera bien. Por lo que he leido, debes de ser una agradable y certera anfitriona.
Mis felicitaciones.Te deseo venturas en tu labor como educadora, y ser parte de todo ese movimiento en el que, como dice uno de los comentarios, se disfruta de la literatura y la amistad.

Diana L. Caffaratti dijo...

Granota:
Lo fue. Puedo asegurarte. Y yo, en horas previas, temblaba como una hoja.

Diana L. Caffaratti dijo...

Rodolfo:
Gracias. Verdad dices: siempre es una alegría un libro...Tal como si fuera un hijo.

Diana L. Caffaratti dijo...

trini: Mi gratitud. Los deseos tan bondadosos de mis amigos, ayudaron a que se instalara la magia.
Saludos

Diana L. Caffaratti dijo...

Cel:
a mi alegría se suma el volver a tenerte presente.
Un abrazo.

Diana L. Caffaratti dijo...

Rafael:
qué más puedo pedir? Me siento verdaderamente satisfecha y con ganas de seguir.

Paqui dijo...

Felicidades Diana, me alegro muchisimo que todo saliera bien, y sobre todo tratándose de un movimiento cultural.
Animo y besitos

Diana L. Caffaratti dijo...

Gracias Paqui:
como dije antes, ayudaron los buenos deseos, también.

Alejandra dijo...

Diana, qué linda experiencia! Esas cosas no se olvidan... debe ser honor poder prologar un buen libro.
Saludos!

El Viento dijo...

Felicidades, Diana. Algo muy hermoso la presentación de un libro. Como tú soy escorpiana. Así que... si ya ha sido tu cumpleaños o lo va a ser, de nuevo felicidades. Me han encantado tus poemas.
Un abrazo.

Diana L. Caffaratti dijo...

Alejandra:
ojalá me hubiera tocado el honor de prologar a la eminencia que es Daniel, un miembro de la Universidad de Harvard, un científico en Barcelona y en el mundo entero, de gran talla.
De todos modos, conté con el honor de presentarlo, interpretando, al parecer cabalmente, todo el sentido de su ensayo humanístico.

Diana L. Caffaratti dijo...

Gracias dobles, "el viento".
También para tí, feliz cumpleaños.

Freyja dijo...

felicitaciones por el honor que le haces a ese gran dia por el nacimiento de un nuevo libro
debe haber sido un gran dia
gracias por tus saludos y tu compañia en el blog de Freyja, me alegro que te haya gustado
te dejo muchos cariños y un gusto en conocerte
una linda semana y que estes muy bien
mil besitos


besos y sueños

Diana L. Caffaratti dijo...

Gracias, Freyja.
Bienvenida

Mar dijo...

Más que una reseña, una bella crónica de un bello acontecimiento.
Me alegro mucho que todo haya salido bien, Diana.
Me alegra poder leer del acontecer cultural en el interior de este inmenso ( y bendito) país.

Un beso grande

Gabu dijo...

Cuánto placer nos genera el crecimiento del arte de las manos de la sabiduría que engendra un nuevo libro...
Y tener tus palabras DIANA,debe ser un verdadero honor!

P.D.:Reitero,lástima a veces tomar conciencia de que estes tan lejos! :(

MIL BESAZOS Y CONGRATULATIONS! :)

Diana L. Caffaratti dijo...

Mar:
algún día será posible el encuentro. Aunque internet nos lo permita de algún modo.
Gracias

Diana L. Caffaratti dijo...

Gabu:
Puedo asegurarte que el libro presentado, es una radiografía de la Argentina y su esencia, con la salida en la propuesta de la educación, tal como la propones el autor.

Isabel Romana dijo...

Algo ha fallado cuando te hab�a dejado un comentario. Lo repito. Te dec�a que me hubiera encantado estar ah� con vosotros, y participar en este acto que se percibe como muy intenso y emotivo. El libro sin duda ser� profundo e interesante, pero sobre todo me llama la atenci�n el hecho de que su autor sea una persona tan apreciada y querida, eso ya da una idea de sus m�ritos. Tambi�n tu eres querida y yo me hago cargo enseguida de por qu�. Me siento feliz y orgullosa de conocerte y departir contigo de vez en cuando. Felicidades de nuevo, y un abrazo.

Cris dijo...

Me alegro infinito, Diana (me gusta mucho Diana Laura).
Y me encanta cómo suena el título del libro. Por lo que a mí respecta, confieso que no me importaría ser argentina ;) Todos los que conozco son muy buena gente.

Siempre es lindo regresar, a pesar del tiempo.
Un abrazo enorme, querida.

Diana L. Caffaratti dijo...

Isabel:
No te preocupes. Tú sigue con las historias de Roma que ya se me han convertido en un hàbito impostergable. Ja, Ja!

Diana L. Caffaratti dijo...

Cris:
Feliz regreso!
Ya iré por tu casa!

Clarice Baricco dijo...

Siempre es emocionante leer este tipo de eventos, de saber que aún podemos rescatar tanto.
Me alegra también que hayas formado parte de esto y que nos lo des a conocer.
Ahora a leer el libro y tenerlo pronto.

Abrazos.

Diana L. Caffaratti dijo...

Clarice:
Puedo asegurarte que el libro te arrancará más de una reflexión y acuerdo.
Un abrazo.