Google+ Followers

Google+ Followers

sábado, 26 de agosto de 2006

Poema carente de poesía

Cautiva de la historia repetida con la desorientación cavernaria pretendo resolver los enigmas de crípticos signos y sonidos. Hubo un día feliz cuando la luz habitó la cueva y me invitó la circunferencia de una rueda a recorrer caminos ignorados.Inicié entonces, la época bárbara:
Adueñarme las distancias.
Mis misterios superados
buscaron otros misterios.
Seguí interrogando en códices
celosamente guardados en la Alejandría
que ya presiento desvastada. Es que yo misma soy lobo estepario.
Más conocimiento poseo, más deseo Descubro el poder de la palabra y la escritura. En un gesto de locura las comparto con aquellos que por siglos doblaron su testa a la voluntad del hado y sus designios Sin intuirlo
entregué el arma poderosa y la plebe las convirtió en libertarias. Cayeron reinos y monarcas y luego las máquinas junto a la vil moneda producida cambió versos por quimeras áureas que por cierto fundaron nuevos reinos. Por poseerlo todo - hasta la verdad menos verdadera -el genio matemático convirtió su credo en guerra
..Hiroshima es una llaga de vergüenza que nos sume a todos en el lodo... En el intento por recuperar el verbo del judío en el Gólgota crucificado se nos aleja sin resurrección posible. Después, la luna, despojada de su esencia comenzó su llanto interminable en nombre de todos los poetas.
Acompañó a la tierra en su gemido adolorado ay! Sus entrañas destruidas por ávidos habitantes de ella misma. Parió la mente humana la globalizada comunicación abriendo arterias insospechadas mucho de lo bueno y más corrupción. Mi delirio de paz se recluye en una nueva cueva llena de confort.Desde aquí vuelvo al principio.
¡Una vez aprendida la lección?