Google+ Followers

Google+ Followers

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Era una dama aquella, con dosel y todo.
El pelo era una mata impenetrable. Tenía brazos simiescos y un par de piernas pesadas y de tamaño monumental.
Uno la veía venir o la observaba irse, y siempre evocaba a esas camas de las damas de los tiempos del feudo :oscuras, enormes pero, protegidas por todos lados.
En aquellos tiempos, esas camas servían para violar candados de castos, con la copia de la llave que el "Señor" guardó celosamente...

paradoja: esta dama que refiero, nunca tuvo un voluntario violador ni un santo marido que le urgiera la pasión.

12 comentarios:

Gabu dijo...

Ay!
Que tristeza me dió leerte...
Sentí la soledad del que desea ser violado aunque sea una vez por el rapto del amor fugaz... :(

P.D.:Pero a la vez lo sentí tan contundente y puntual como una bella astilla de hielo...

MIL BESAZOS LLENOS DE CARIÑO MI QUERIDA DILACA... :)

Trini dijo...

Triste dama entonces...

Un abrazo

ana dijo...

Hola Diana, muy buenas imágenes en este texto que supongo no es autobiográfico. Además tu figura nada tiene que ver con la de esta mujer y ¨esas camas de las damas de los tiempos del feudo...¨
Por lo tanto deben sobrar voluntarios violadores o hasta un santo marido que te urja en pasión.
Beso inmenso, Diana y gracias por pasar por los artistas de Río Cuarto.

BohemiaMar dijo...

¿Voluntario violador?...
Me voy reflexionanado.
Un beso.

Rodolfo N dijo...

Vaya dama...Pero todas tienen su encanto.
Besos

mi despertar dijo...

Me encantó...porque es corto va al grano y es bueno
besos de chocolate querida amiga

phillip dijo...

Dama de dulce candado,
la desconfianza de tu amo
es todo tu amor controlado....

Tu.incondicional dijo...

Y quisiera ser una hada madrina, y convertirla en la perfecta Cenicienta... con una historia de final perfecto...
Conozco una mujer que se parece a la que describes...

Tu.incondicional dijo...

Actualizaré mi lectura en tu precioso blog muy pronto...

Saludos mexicanos... besos...

Clarice Baricco dijo...

Qué triste...ufff

Abrazos

Miguel Schweiz dijo...

En muchos casos siguen siendo una realidad. Aunque el violador haya ido pasando paulatinamente al amante de la soledad, una soledad que va dejando más vacíos aún. Triste, sí.
Con todo cariño Diana.

Marxxxcelo Valdes dijo...

Como el pequeño homeaje qe hiciste mas abajo a Marcel..aca tambien he quedado si palabras.

...............