Google+ Followers

Google+ Followers

miércoles, 27 de mayo de 2009

Hoy estoy nostalgiosa

Vibra con tal frecuencia mi alma, que se ha hecho agua de lágrima.

7 comentarios:

la granota dijo...

Ah, la nostalgia, un sentimiento que nos abre de par en par a las musas... ¡aprovecha!

Clarice Baricco dijo...

Y con Domenico más. Me gusta como canta. Acompaño tu nostalgia.

Abrazos.

Mar dijo...

Saudade también es estar vivo, se llamó un viejo poema de Elogio de la desmesura.

Un abrazo, Diana.

virgi dijo...

¡Cautivadora frase!
Muy explícita, besos, Diana.

Rodolfo N dijo...

Maravillosa música de Modugno que nos acompañó durante nuestra juventud.
Siempre admiré sus letras y cadencia y agradezco a tu nostalgia, este recuerdo...
Besos

Máximo Ballester dijo...

Vos con nostalgia y yo no conozco el tema! Y eso que no soy tan nene.

¿Hacemos una cosa, Diana?
Yo te saco a bailar y seguro al hacerlo te piso un pie y al pisarte el pie chau nostalgia: ¿estás de acuerdo?

Un abrazo!

Alma dijo...

Sabes??

Esto me trae muchos recuerdos de mi infancia, no sé porque si yo al final nunca escuché esta música sino hasta la bien entrada la adolescencia.

Debe ser por lo bella que es.

En realidad esta canción despierta la nostalgia y me pregunto ¿En que se radica la tuya?

A mi la lluvia me despierta la nostalgia a veces. De hecho, ahora llueve como acabo de mundo en Talca y mientras Modugno canta, escucho las gotas cayendo furiosas sobre el tejado.

Además me ha alegrado un poco, porque acabo de enterarme que uno de mis contactos blogger a partido y ya no volverá. Es raro esto del ciberespacio ¿Sabes? Pero bueno, la vida continúa Dianita, eso me lo han metido en la testa con mucho esfuerzo mis padres, los doctores que velan por mi incipiente locura y yo misma, que caminando por la calle me pregunto ¿De qué vale la nostalgia, la depresión y la locura si lo único que hacen es limitarte?

Créeme que ya tengo la vida muy limitada. Es una lata. Pero lo sobrellevo bien, te juro que si no fuera buena para el palabreo no se que sería de mi. Por lo menos la escritura me mantiene a flote. Raro a veces... Porque muchas veces esa misma escritura me hundía, ahora me reflota... jaja... Cosas de la vida.

La nostalgia va y viene Diana. Es como las hamacas que de repente mecen tu cuerpo entre el sol y la sombra. Todo lo que sube tiene que bajar y vice versa.

Ya son más de las cinco de la mañana y no puedo dormir.

Así es la vida


Chao nostalgia y viva Modugno!!!