Google+ Followers

Google+ Followers

martes, 1 de mayo de 2007

APRENDIZAJE


Esta última vez, vio tan torba su mirada, tan de astucia traicionera, quese le erizaron los pelos.

Vio dentro de aquellos ojos un secreto deseo de venganza.Un brillo escabroso de infierno.El mismo que había visto una vez lejana, cuando se encontró frente a otra bestia similar: dispuesta al zarpazo. Buscando sangre hasta destruir a la víctima.Esa intolerancia irreprimible por descubrir superioridades por encima de las propias. Envidia, que le dicen...

El cerebro elemental de quién era el otro en la contienda le rogaba:"precaución"...

La piel se le humedeció de golpe.Un derrame inusual de adrenalina despachó latidos enloquecidos. Parecía írsele a escapar el corazón.

Algo se quebró en su interior con ruidos de cristales.

Gimió mentalmente, mientras cerró las puertas en sus narices, para siempre.

27 comentarios:

BohemiaMar dijo...

Uy!! qué mirada más mala...si alguien me mirara así tendría pesadillas toda mi vida.
Besos.

BohemiaMar dijo...

Hola Diana, te he dejado respuesta a tu pregunta en mi blog.
Un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Cerrar las puertas para siempre. Ojalá pudiéramos hacerlo con todas nuestras pesadillas. Besos, querida amiga.

Clarice Baricco dijo...

Me dio miedo...y el cerrar un hasta siempre también da miedo.

Abrazos preciosa mujercita

Diana L. Caffaratti dijo...

bohemiamar:
Por tu comentario, he dispuesto la habilitación de control sobre los comentarios.
No es cosa de correr riesgos...

Las pesadillas por esos ojos, existen... Y a veces no basta un portazo para hacerlas desaparecer de la vida...
UFFFFFF!.
Un besito.

Diana L. Caffaratti dijo...

Isabel Romana:
Adhiero a tus deseos... ¡Ay, cómo se hace!

Diana L. Caffaratti dijo...

Clarice:
es cierto. Ambas cosas dan miedo. Pero a veces son necesarias.
Un beso, amiga.

la granota dijo...

Bravo!

Diana L. Caffaratti dijo...

La granota:
Tu ¡Bravo! me refuerza para no arrepentirme.

felipe tudela dijo...

pesadillas...no solo por miradas, tantas cosas nos dan miedo y nos producen pesadillas que nos llevan a cerrar las puertas.

Diana L. Caffaratti dijo...

felipe:
No sólo las cosas... también nosotros podemos adquirir la categoría de pesadilla.
un abrazo

mensajero dijo...

si me permites la pedantería de las citas, creo que huyendo de Hamlet que decía "la conciencia nos hace a todos cobardes" y la presunción de Heideegger cuando afirmó. "No podemos ni siquiera imaginar como sería el mundo visto con los ojos de un valiente" me quedo con la sabia prudencia de un portazo a tiempo.
Un abrazo

Miguel dijo...

Diana... inquietante. Lo que pasa es que no es posible dilucidar si se trata de una pesadilla.

Estupendo, besos para la matizadora de una espeluznante mirada y una acción determinante.

Diana L. Caffaratti dijo...

Cuando se hacen citas desde la honestidad de reconocer que nada mejor que tales palabras, no hay pedantería alguna.
Me encantaron. Además, cuánto se aprende con aportes semejantes.
Un abrazo.

Diana L. Caffaratti dijo...

Miguel:
FUE una pesadilla de carne y hueso.
Besos

Alma dijo...

Tu escrito me identific{o, hay momentos en los cuales creo ver la envidia y las pesadillas rodeándome y apretándome fuerte... En esos momentos siento que tengo que huir, desaparecer... Es decir, me anulo para que me dejen en paz y cuando salgo a flote, nuevamente vuelven a mi... Si sigo asi viviré escondiéndome de los demás y no quiero eso...
La fotografía me dio tanto susto... jeje...
Dianita... Como has estado... Lo que es yo, igualito que los dias del otoño, nublada... Oscurita... Sin nada que entregar... :(
Un besito y un abrazo querida...

Saludos

Alma

Diana L. Caffaratti dijo...

Es mejor cerrar la puerta para siempre.
Pero cuando uno a entregado demasiado ( o no) de sí, y ha creído cultivar una buena relación,y todo se ha ido derrumbando es mejor cerrar la puerta para siempre.Pero no esconderse. LA vida continúa para cada quién.
Afortunadamente estoy bien Alma querida.Con las ondulaciones propias del devenir de la vida.
Y hoy, particularmente, muy asustada porque mañana debo dar una conferencia a alumnos de una escuela donde no doy clases.
Un besito.

Lety dijo...

Ay Diana Laura, debo decirte que ese rostro, esa mirada acompañada de tus palabras, me erizaron la piel. Es verdaderamente diabólica, estuve a punto de guardar la imagen y desistí de hacerlo, la impresión que me dió fue terrible.

Pero tus palabras, las que me dejaste en tu casa, esas fueron una verdadera bendición, un trago de agua en momentos en que estaba sedienta, una probadita de amor.
Mil gracias por ser generosa, porque las cosas se pondrán aún más difíciles y tu compañia, la de todos ustedes me fortalece y levanta.

Te dejo un abrazo enorme y cariñoso

Diana L. Caffaratti dijo...

Lety querida:
te mereces que todos alcemos y mantengamos la fortaleza.
Entiendo perfectamente por lo que pasas.
También he pasado situaciones en las que creí tener un abismo bajo lops pies y temí no poder salir.
He superado muchísimas cosas. Pero las materiales siguen ahí, dándome una serie de malestares.
Tal vez lo tuyo sea más devastador.
Entonces, cuenta conmigo. Tienes mi correo. Te leeré con absoluto interé y trataré de alcanzarte el mejor consuelo.
Arriba el espíritu, mi querida!.

Trini dijo...

Ojalá se pudiesen cerrar así de fácil las puertas en las narices, del diablo, tenga el aspecto que tenga, hay tantos...

Un abrazo

Diana L. Caffaratti dijo...

Trini querida:
hay que hacerlo aunque cueste mucho...
Después, entran bocanadas de aire puro y sonidos de campanillas a alegrar los días.
Un beso.

Alma dijo...

Diana... Pasaba a saludarte, ahora que tengo un poco de tiempo para hacerlo, en realidad es increíble lo que una se pierde haciendo y haciendo lo que una desea y le gusta, ando loca haciendo un reportaje del Hospital de Talca ¿Te acuerdas que hablé de mi hermosa experiencia como paciente en el recinto del doctor mortis?
Pues ahora acabo de presentar la maqueta del reportaje que debo hacer y al profesor le encanto... asi que manos a la obra no mas...
¿Como te fue con la conferencia que debias dar a esos alumnos del colegio donde no hacías clases muchacha?
Ya, me voy con mi grabadora libre como el viento a capturar la noticia...

Chaus querida Dianita

ALMA

Jok dijo...

Hola Diana,
Yo también he tenido alguna vez que medir mi gallardía, enfrentándome a una bestia de profundos ojos iracundos y "cerebro elemental". Lo mejor... Cerrar la puerta para siempre. Tú lo has relatado maravillosamente.

Como siempre navego entusiasta por tus letras.
Un beso

Marxxxcelo Valdes dijo...

el texto y esa foto logran el efecto de la pedadilla ..la foto es tremenda se parece a mi amigo ROB ZOMBIE !!! que ya es lo mas feo que alguien puede ver en la vida.

Diana L. Caffaratti dijo...

Alma: Ya ves que no estaba equivocada cuando te dije que tu prensa iba a distar un buen trecho de la amarilla.
El tema me parece excelente, ya que has aportados datos como para que pueda afirmar lo dicho.
Seguramente cosechará el aplauso de tu profe y compañeros.
Un besito.

Diana L. Caffaratti dijo...

Jok:
Parafraseando al título de la película, te respondo: "Mirá quién habla!"...
Un beso y abrazo, caro amigo.

Diana L. Caffaratti dijo...

Marxxxelo:
ROB ZOMBIE te va a devolver la "gentileza" con una mirada de pesadilla.La cuestión es que cierres la puerta a tiempo!.
Ja, Ja, Ja!(Agregar imaginativos ecos en cada carcajada, aliento pestilente, truenos, y oscuridad)