Google+ Followers

Google+ Followers

martes, 27 de febrero de 2007

Borges, siempre Borges

Referencia de imagen



De repente, recordé, no con exactitud, este fragmento, que es de la ficción borgiana, pero es él mismo... En esa recoleta estancia de puertas abiertas y muchos silencios...
Él, el Minotauro, triturando palabras para otras palabras, como quién tritura trigo para luego hacer pan.
ël en sus silencios poblados de fantasmas que se pierden en laberintos infinitos repetidos en espejos espectrales.
ÉL y sus miedos - soliloquios.
ÉL y el pasado, y la ironía y el futuro incierto y esos ojos que no ven y ese genio que es dueño del cosmos y del hombre y de la Historia.


"Es verdad que no salgo de mi casa,

pero también es verdad que sus puertas

(cuyo número es infinito)

están abiertas día y noche

a los hombres y también a los animales.

Que entre el que quiera.

No hallará pompas mujeriles aquí

ni el bizarro aparato de los palacios

pero sí la quietud y la soledad.

Asimismo hallará una casa como no hay otra en la faz de la tierra.

(Mienten los que declaran que en Egipto hay una parecida)".


Jorge Luis Borges, La casa de Asterión

27 comentarios:

Gabu dijo...

Mi querida DIANA...sabés?Siempre me pregunto si no seré una persona limitada intelectualmente?Porque no logro incorporar a BORGES bajo ningún concepto dentro de mi vida...
Me preguntó porque lo rechazo y nada!No lo sé...
Tampoco sé cómo encontrarle la vuelta para poder leerlo!
En fin...
Más "rarezas" de mi parte...

MIL SUPER BESAZOSSSSSSS

Diana L. Caffaratti dijo...

Gabu:
Yo partí de preconceptos... Cuando la gente atacaba a BOrges, más por sus declaraciones en entrevistas que por su genialidad... EMpecé por leer los poemas... Los más fáciles... (si es que le cabe la definición) y empecé a entrever ese mu do de imágenes exactas que las lee uno y le hace pensar... Es exactamente así, pero a mí no se me ocurrió!... Luego fui a la narrativa, no sin antes leer críticas especializadas y análisis de experimentados lectores...
A mí, particularmente, me gusta la literatura que trabaja la palabra en sus múltiples significados, y que usa los recursos del arte literario. Borges, en eso, un maestro...
Intentalo...
Leé, por ejemplo, las milongas... y luego la fundación mítica de Buenos Aires... Y las que le dedicó al juego de ajedrez... Y así...
Pero no es ningún pecado que no te guste...
Peor es cuando escuchás a alguien citarlo y sabés que sólo tiene las Obras Completas con lomo de cuero de prusia y letras doradas para que llene un anaquel de la biblioteca.

Irarrazabal dijo...

Me declaro ignorante absoluto...

El fragmento me despierta sensaciones de autoconocimiento completo y la serenidad que esto conlleva. Aun cuando descubramos en nosotros a personas simples jamás encontraremos a alguien igual de complejos.

Saludos desde Crónicas.

Diana L. Caffaratti dijo...

Totalmente de acuerdo, irarrazabal.
Y seas muy bien re bienvenido!

Maria dijo...

Hola Cadila!! Comunalia ha muerto. Descanse en paz. Y me he mudado a http://www.la-granota.blogspot.com/
Si ahí es más fácil para ti visitarme, su muerte no habrá sido en balde.
Por cierto, Borges me encanta. Otra coincidencia.

Diana L. Caffaratti dijo...

María querida!
VOy a tu sitio.
Algo estás haciendo mal porque tu nombre, si estás registrada en blogspot, debiera salir en azul para automatizar el link a tu sitio.
En cuanto a comunalia, ya presentíamos que iba a pasar...

Fernando dijo...

Borges guarda en sus palabras la profundidad del tiempo...el largo silencio de la tarde en sus manos se demora como un vuelo blanco de palomas que nunca volverán...escribiendo siempre te merece la pena lo que hizo....un beso amiga.

Diana L. Caffaratti dijo...

Fernando:
que lindo lo que dices...Totalmente de acuerdo

CEL dijo...

Diana, particularmente agradezco que plasmes tu sabiduría literaria en este medio,soy un poco ignorante en el tema, pero me gusta superarme y adquirir conocimientos y tú eres uno de los eslabones que mueve mis inquietudes.

Un abrazo.

la granota dijo...

¿Mejor así?

Jok dijo...

Genial.

felipe tudela dijo...

¿Qué decir de Borges? Ya Cabrera Infante dijo que ra el mejor escritor en español desde Quevedo y yo no soy nadie para llevarle la contraria. Da la impresión de que lo ha escrito toda y uno siente el impulso de seguir leyéndolo más y más, pero a veces cuesta trabajo, a mi me ha costado, pero cuando se entra en Borges es difícil salir de él. Un abrazo

Clarice Baricco dijo...

A veces la quietud del viento me lleva a sentirme comprendida por letras dificiles.
Y me gusta.
El poema es hermoso.

Abrazos querida

Diana L. Caffaratti dijo...

Cel:
tu deliciosa desmesura me habla de sabiduría, pero no. Sólo algo de lectura, y muchas ganas de compartir...
Es muy importante para mí, tu última frase, esa que me da categoría de eslabón. De eso se trata.
Un inmenso cariño.

Diana L. Caffaratti dijo...

granota:
si, amiga... :) así...
Nos seguimpos frecuentando.
Requiem para comunalia... Se lo debemos.

Diana L. Caffaratti dijo...

Jok:
Ya sabes que te quiero... Te identifico con uno de mis hijos... (La diferencia: vos te dedicas a la literatura - el sueño frustrado de mamá - y ellos a las lecturas especializadas de las ciencias duras y las biología.)

Diana L. Caffaratti dijo...

felipe tudela:
yo siento que Borges me obliga a enterarme de más cosas, pues me lleva por la historia, la filología, la kabala, la filosofía, los mitos, las leyendas, ...
Es tan inmensa su cosmogonía y tan extraordinaria que aunque difícil, uno siempre vuelve a él .

Diana L. Caffaratti dijo...

clarice:
A mí me pasa igual
¡Cómo reconforta saber que alguien más dotado de palabras puede expresar exactamente nuestros pensamientos, pero con tal riqueza expresiva que promueve la admiración!.

mensajero dijo...

Curioso blog, no sabría decir que es mejor, si los comentarios de Diana ( perdón por la confianza) o las respuestas que va dejando, cual pensamiento veloz, a las diferentes entradas.
Un amigo me había animado a visitarte, pero con tu permiso intentaré ser asiduo.
Un saludo

Diana L. Caffaratti dijo...

Encantado de contarte entre los asiduos amigos sin rostro conocido pero con espíritu y alma deseosos de encontrarnos.
Gracias por tus elogios.

Rodolfo N dijo...

Precios texto, tan típico de este notable escritor.
Gracias por acercarnos siempre a lo excelso
Cariños

Diana L. Caffaratti dijo...

rodolfo n:
Tanto tiempo!
Nuestro Borges, y tantos otros escritores connacionales nos han regalado lo mejor de su genialidad y siempre resultan una fuente imcomparable de placer estético.

Máximo Ballester dijo...

Vengo recogiendo el hilo de Ariadna que me dejaste y entro a tu casa y por suerte no esta el minotauro sino este buen post.

Este Borges -todo el mundo lo cita y yo tambien- siempre referente, siempre vivo en nuestras conciecias "desde su literatura".


Un abrazo.

Diana L. Caffaratti dijo...

máximo:
el minotauro dormía su siesta. ¡Has tenido suerte! :)
Ya fui por tu casa y anduve por todos los rincones: aforismo, repasé desde la orilla y leí poemas... Siempre tan grato leerte.

Apostillas literarias dijo...

No soy Borgeana, pero la imagen me fascinó, es excelente. Gracias por compartirla.

Magda dijo...

Aunque sea unos saluditos ¿no? :(

Pedro (Glup). dijo...

Qué bueno el Borges, qué bueno