Google+ Followers

Google+ Followers

jueves, 7 de septiembre de 2006

INMIGRANTES














A mi abuelos Miguel y Pierina; Pablo Sebastián y Gioana

Con pañuelos volanderos
saludaron desde el puerto
Sin depojarse de afectos.
En la panza de los barcos
o en la clase de primera;
todos,
albergando el mismo sueño.

En las naves hubo
mucha lágrima
y mucho de consuelo.

La vida cada día
con su juego de destinos
sucedía puntualmente
a cada uno por su sino:
Nacimientos celebrados,
algún que otro infortunio
meciéndose al capricho
espectacular del océano.

La travesía era larga
como interminables espejos.

Se hablaba el italiano;
en ese idioma latino,
se encerraban mil misterios.

En el salón había fiestas
que el Capitán inauguraba
cada noche con estrellas
y con el mar en calma
o en medio de tormentas.

En la trama del tiempo
la mujer ,con su rosario
Ave Marías elevaba.
Ora por su patria,
ora por la esperanza.
El hombre, desvelaba
proyectos increíbles,
ora en la labranza,
ora en la inquietud de la posible nada.

En los arcones repletos
traían toda la casa:
El juego de loza,
las fuentes de plata,
Sábanas de hilo
para dormir la añoranza.

Y tanto papel de manila
y plumas y tintas
para escribir las líneas
de interminables cuitas...
...Las fotos en sepia...
Papeles en regla,
manos alertas,
y el corazón repartido
entre dos puertas.

Un amanecer luminoso
al lugar arribaron
Descargaron sus bártulos.

Abrieron sus pasos
hacia distintos amparos:
La pampa extensa
las montañas azules
los inmensos esteros,
los lagos sureños,
suelo verde, suelo rojo,
azul cielo.

¡A hacer la América!
¡A eso vinieron!
................................

Fines de 1800
principios del 900
La diáspora encontró otra patria
de vientre virgen que esperaba
las espigas,la fragua,
la humedad del trabajo,
la fuerza, los cantos,
daguerrotipos velados...
.............................................

...Colección de recuerdos
Encontré hoy
en un cajón del abuelo:

Éstos son
los que trajeron
el no olvido.
Habitan en hileras de luto,
un cementerio.
Trajeron la esperanza, la fe,
amalagamadas con pujanza.
Labraron la tierra
y familias enteras
mezclaron su sueño
aquerenciado en canteras.

Tributo a la vida.
¡Eso fueron!
Son tuyos,
nuestros,
míos,
los abuelos.

Allende los mares vinieron.

Vinieron
a hacerse la América,
y nos hicieron.

20 comentarios:

1 GATO dijo...

Hermoso homenaje a esos luchadores que sin o con pocas opciones sòlo les quedò abandonar su terruño,lo bueno es que muchos llegaron a estas celestiales tierras del sus.
Saludos .(Muy hermoso tu escrito)

noemi dijo...

Sí!!! Mis abuelitos!!!
Muy hermoso. Muy sentido.

Marga dijo...

Curiosa coincidencia, colgué un post con el mismo tema... y su tributo a la vida!

Besossssssss coincidentes!

Clarice Baricco dijo...

Tributo....y me quedo imaginando ese arribo allá en mi puerto de Veracruz...

"los que trajeron el no olvido"

y lo vuelvo a re-leer el poema completo...llena.

Abrazote

Noa- dijo...

Cuantas esperanzas e ilusiones...

Saludos

Irarrazabal dijo...

Cuántas historias mezcladas en un mismo lugar. Unas cuantas olvidadas, muchas perduran y tantas otras por descubrir.

Llena el alma leer este homenaje. Hay tanto en él de nosotros que aún queda grabado en nuestra piel.

Saludos!

comunidad etilica dijo...

hola diana..hemos vuelto...felicitaciones por tus cuentos...

www.etilidad.blogspot.com

MentesSueltas dijo...

Gracias por la letras, en nombre de mis 4 abuelos inmigrantes en Argentina... sentidas palabras, hermosas, recordè muchas cosas, gracias.

MentesSueltas

EL VERSÓGRAFO dijo...

Me sumo a tan linda mixtura de razas y palabras, siempre hacia la conquista de la inocencia!!!

CEL dijo...

Gran homenaje a esos hombres y mujeres, que dejando atrás sus queridas tierras, llegarón a un lugar donde fuerón bien acogidos, labrarón su porvenir con aperos de esperanzas e ilusiones, y dejarón sus huellas en AMERICA.

Muy hermoso y tierno y un recuerdo entrañable, para aquellas familias
que sus antepasados fueron emigrantes.

Un beso

Loredana dijo...

upa, me imaginé a mis abuelos.
yo también soy una inmigrante.
la historia se recicla.
saludos.

Máximo Ballester dijo...

Que lindo es esto, Diana, que recorrido tus palabras por el camino de los que vinieron a hacernos.Hoy tengo familia en españa y los extraño. Estan trabajando y son inmigrantes, escapando de los problemas economicos y la inseguridad. Un abrazo.

Rafael P.Q. dijo...

Precioso homenaje a esos que buscaban una vida mejor. Hoy los veo yo cada vez que vengo al ciber a comentar, a leer el correo...desde aqui veo las cabinas de telefono llenas, unos rien, la mayoria hablan alegres, otros con melancolia, y alguna que otra mujer, bastante enfadada, pegando gritos, incluso.
En fin, miles de historias que contar.
Mis saludos, Dilaca.

Knox dijo...

Hermoso para aquellas personas que dejaronsus tierras.

apapachos

Héctor Jorquera dijo...

en nosotros , tanto de ellos, tantos de ellos en nosotros, una vida conviviendo con pasados que no vuelven y con un futuro de esplendor que a veces fue esquivo y en otras una quimera, pero aqui están y nos definen de algún modo, abrazos desde el Sur

Marxxxcelovaldes dijo...

Aunque me considero un habitante del mundo ,creo que seria muy dificil dejar esa tierra donde naciste para ir a vivir a otro lugar e intentar hacer una nueva vida ahi.la gente que ha llegado de otros paises tiene muchas veces ese problema de poder surgir en dificiles condiciones,añorando tal vez esa estrella que abandonaron un dia.a veces la guerra,las flatas de oprtunidades etc. pesan en sus corazones aun mas.
un homenaje a esos heroes que hicieron de otra patria su patria al final.

Cris dijo...

Qué hermoso tributo...

Lindo de verdad, Diana, lindo. Gracias!

Me estoy poniendo al día, a causa del excesivo trabajo y de una amiga que vino a visitarme durante una semana he dejado de lado los blogs, incluído el mío. En breve me marcho una semana de vacaciones...

Un abrazo!!

citadinokane dijo...

Diana,
Somos todos emigrantes...
Realmente ótima homenagem.
Besos y abrazos,
Pedro

Isabel Romana dijo...

Querida dilaca, qué evocación tan hermosa hacia quienes hubieron de emigrar dejando atrás todo lo suyo para hacer suyo lo que tenían delante. Me ha emocionado. Besos muy fuertes.

felipe tudela dijo...

Realmente precioso. Todos somos inmigrantes en muchos aspectos de nuestra vida. Tu describes bellamente sus anhelos y esperanzas. Pero me gusta - y mucho- tu final: vinieron a hacer la América y nos hicieron. Eso es lo que se nos olvida con frecuencia, que los inmigrantes nos ayudan a hacernos en todos los sentidos.
Gracias por tu visita
Un abrazo