Google+ Followers

Google+ Followers

martes, 16 de mayo de 2006


Pura sangre
en puro nervio.

Músuculo tenso
carne, espuma...

Arco que pulsa
certero valor
En el charol de la noche
se enciende el farol .

Lengua que reclama
mano que alienta

Flor infecunda, la luna poeta.


Pero la irisada mañana
pare lentos ángeles de luz.

9 comentarios:

Héctor Jorquera dijo...

gozo encendido, flecha que rompe el silencio de todos los cielos....

Magda dijo...

La luna poeta... que bella imagen.

CEL dijo...

Dilaca, alienta a leerte tanta hermosura.

Un saludo

el blog de pepi dijo...

He estado ausente por un par de semanas y veo todo lo que me he perdido, bellos poemas que nos has entregado.

Que buena frase...en el charol de la noche se enciende el farol.

Cariños

marcos dijo...

Este poema me recuerda mucho al estilo de Josefina Plà.
Eres muy talentosa,te felicito.

Extasiado, mirándole
los ojos, se lo di...
¡Poder no pensar,
poderse abandonar,
como el pétalo al viento,
como al fuego el sarmiento,
como la astilla al mar!

Un abrazo .
Marcos

verde oscuridad dijo...

Que grato leerte.

Dilaca dijo...

Amigos:
gracias por visitar mi blog.
Me reultan estimulantes vuestros comentarios

hack de man dijo...

Flechas, flechas certeras es lo que se necesita. Si las lanzan os ángeles de luz o no, es otra historia, pero tu sigue tirando flechas.

H.

Marxxxcelovaldes dijo...

estoy de acuerdo con hACKMAN ,hay que tirar y tirar flechas...
y el amor no muere,mientras exista una Lengua que reclama
y una mano que alienta