Google+ Followers

Google+ Followers

viernes, 19 de mayo de 2006

Ese amor


El mar está tan lejano
y las gaviotas calladas,
como en cortejo.
Saben de un amor que ha muerto.
No el mío, no.
Él aún abroquela ilusiones
atisva el encuentro
susurra tu nombre
en esas horas
de luna esmaltada
y cielo sin nubes.

Guarda
con celosa calidez de antaño
tu pasión encabritada.
Juventud compartida
también en diáfanas mañanas.

Ese amor que todavía guarda
las cartas que cruzaron kilómetros
de avaricia carnal
de amorosas vigías.

Por algún entonces,
nuestro amor fue
de letra escrita,
azul tinta sobre papel de manila

Se tardaban en llegar
sus candentes misivas
del novio que a la novia
un mundo distinto prometía.

Ese amor que atesoro
sin rictus amargo
aunque mutis por el foro.

En mí quedaron
tus huellas
tus siembras
tus frutos.

A veces pregunto curiosa :
qué fue de tu parte,
qué sucede en tu vida
aunque no pertenezcas
al hoy dela mía.
Entonces,
con cierta nostalgia
es que el mar se me antoja
más lejano que nunca
y las gaviotas calladas
como en cortejo.

17 comentarios:

Dilaca dijo...

La esculttura AMOR pertenece al artista cubano Juan Alberto Lobato.
www5.domaindlx.com/esculturacubana

hack de man dijo...

Con el mar por el medio, el recuerdo es menos triste y menos enfurecido de aquellos amores pasados.

Noa- dijo...

De amores escritos en mareas de ida y vuelta iluminadas por la luz pálida de la luna sabe el mundo.

Saludos

el blog de pepi dijo...

Si fuese algo sería mar, inmenso, temperamental, ruidoso, adorado y temido, con miles de tonos salados.
A él no le gustaba el mar sino las montañas y me hice montaña, siempre añorando la humedad vital envejecí con ríos de agua dulce a mis pies.
Cariños.

yole dijo...

Se atesora el amor que nunca se ha olvidado...
Saludos desde este lado.

Lety dijo...

El desamor encuentra en la imagen del mar, un espejo, que puede ir desde la furia de la tempestad, al suave deslizarse de la marea.
Desde el bufar de la ola que se estrella contra la roca, hasta el suave arrullo que se quiebra sobre la arena.

Saludos querida Dilaca

Laura dijo...

Me ha encantado esa escultura que junto a esas palabras se llena de colores y de sentido.

Muy bello

pablo dijo...

otro homenaje silencioso de las gaviotas

Bohemia dijo...

El desamor tiene tantos vestidos...ASí como la esperanza siempre será verde...

Dilaca dijo...

hackman:
el mar siempre presta su hondura misteriosa para el tema amoroso.
Los años que pasan hacen que lo tormentoso se vuelva calma.

Dilaca dijo...

noa-:
cuánta razón tienes!...

Dilaca dijo...

pepi:
como yo, ambas compartimos aguas dulces y montañas, aunque mi ahora es una tierra de ríos inmensos, llanuras, y flora subtropical.
El mar, es para mis veranos, y para mis ilusiones, pues tiene ese encanto que tú tan bien dices.

Dilaca dijo...

yole:
Ay!, yole... Lo has entendido todo...

Dilaca dijo...

Lety:
me dejas tu reflexión sabia.
Verdad. El amor es como el mar. ¿Será por eso que tantos poetas lo relacionan a él?

Dilaca dijo...

laura:
El munco está lleno de creadores. Me agrada compartir mis descubrimientos.
Me alegro que te haya agradado la escultura de Lobatto

Dilaca dijo...

Tu visión renueva la mía, pablogm

Dilaca dijo...

bohemia:
Quisiera no haber conocido el desamor, pero me tocó.