Google+ Followers

Google+ Followers

domingo, 23 de abril de 2006

A mis 33 (I)

A mis 33
Exultante.
El mundo era mío.
Pisaba fuerte sobre las baldosas de veredas angostas, en el pequeño pueblo.
Todavía cargaba con la tonta histeriquita, que se enorgullecía de las miradas sobre sí.
Era toda apariencia y producción.
Mi verdadero mundo se desmoronaba. Yo lo sabía...
Quería, sin embargo, aparentar.
... ¡Todo está bien, loco!. Todo está bien!
Salía al ruedo pueblerino, con el mentón adelantado. Era la proa de una embarcación en medio de la tormenta.
Salía a caminar, con la espalda recta y la cabeza en equilibrio físico sobre el atlas óseo. Imaginariamente, cargaba el Diccionario de la Real Academia para caminar elegante como en mis épocas de pasarelas.
La ropa, de última moda, pero siempre con un detalle propio. Que me distinguiera.
Olía tan bien! (Era la época cuando todavía la gente común no sabía mucho de perfumes importados y yo portaba mi Arpege de Lanvin).
Me encontraban parecidos varios. A distintas estrellas del cine de los 50 (los más viejos), de los sesenta (los adoradores del cine italiano) los del 70 (los seguidores de Sylvester Stallone), y posteriormente ya no me encontraron parecidos actuales, sino que empezaron a referirse en pasado. Primero en un pretérito indefinido y ahora, en un pretérito preciso.
Cuando mi mundo se desmoronó, también se desmoronó mi apariencia de ganadora.
Actualmente, me reconstruyo, dejando ver las heridas, sin permitir la lástima por ellas.
Por esas heridas, que hoy me convierten en una persona con algo de sabiduría y con más experiencia.

11 comentarios:

mismanos dijo...

Pensar que hay algunos que les carcomen las heridas y quejandose en vano, finalmente atreven a afrmar que son simples raspones...

CEL dijo...

Diana-Laura, a los 33 el mundo fué tuyo, y sigue siendolo, la mujer no envejece si no que crece.
Un saludo y nos seguimos leyendo.

el blog de pepi dijo...

A mis 33 me di cuenta de que no era ese ser especial que siempre creí ser.
A mis 33 me di cuenta de que me falta mucho camino por recorrer, pero me faltan cojones para hacerlo.

yole dijo...

Pero ahora también el mundo es tuyo...aunque de otra forma más sosegada.
Saludos desde acá.

Marxxxcelovaldes dijo...

a los 33 el mundo fue tuyo y aun lo es...imaginame a mi con 33 ahora,sin mebargo a veces me siento tan triste creyendo que soy el unico triste..sin embargo ,transitar y conocer gente que siente tanto como siento yo ,me da fuerzas y energia y hasta alegria de seguir viviendo..cuando tenia 17 años imaginaba que seria terrible tener 33..pero yo soy casi igual que antes y mejor porque he vivido cosas que nucna imagine..imagina mas adelante..espero seguir y seguir simepre .
un abrazo.
lindo el texto.
marcelo.

verde oscuridad dijo...

Pasaba a devolver la visita, pero me sentí tan cómodo en tu casa a lunares. Al final te guarde en mi lector, para estar pendiente del próximo post.
Una muy buena idea la de incentivar a tus alumnos a publicar.
Saludos. Hasta pronto.

hack de man dijo...

M queda un año para que cuando pasen algunos más, haya aprendido lo suficiente como para poder hacer una reflexión vital como está.

Saludos!

H.

bettyylavida dijo...

vaya, a mí me quedan más todavía, dilaca, encantada de que escriba usted también un blog, porque escribe muy bien,y sí, creo que es verdad,que queremos ser los mejores,superarnos, aparentar..pero hasta que no llega cierta edad " mental"(porque aquí yo especificaría que a cada uno le llega a una edad la madurez) no se aclara nadie

saluditos, dilaca

Cris dijo...

Las heridas nos convierten en personas vividas, seres arañados que han dejado de ser muñecas de porcelana. Una persona con heridas es infinitamente más interesante porque siempre lleva sobre sus espaldas una o varias historias que contar. Y suelen ser de las que te absorben...

Un beso.

Héctor Jorquera dijo...

en silencio, te abrazo desde el Sur

Knox dijo...

En los últimos días los pensamientos sean enfocado a los recuerdos, los cuales surgen en medio de chelas y de dos buenos amigos, algunos recuerdos muy propios muy mios por fin han salido y han sido contados, me sorpende el por que por tanto tiempo fueron mios y permiti que me quemaron en lo mas profundo, en fin hoy me queda tu final, me reconstruyo y muestro mis heridas.

Por último me habias comentado que tenias varios blogs, pero nunca supe las direcciones, gracias al sistema del nuevo blog, me tope contigo y es muy grato leerte.