Google+ Followers

Google+ Followers

miércoles, 20 de agosto de 2008

Jaralampos

Ha abierto la puerta el amigo - amigo,
sin permiso,
para traer su bocanada de risas
y aliento colorido.
En la mano,un trozo de montaña
griega lustre
gris, azul, violeta,
verde pardo
voz que ahueca
al nombrarme.
Flamean anécdotas
viajes destinos nortes
varios trenes en las nubes
como su nombre
ostentosos de vocales: Jaralampos.
Y de apellido celebérrimo.
Ja! Cómo se asciende la carcajada
hacia la exorbitancia ocular
De la sorpresa
Y la incredulidad!

6 comentarios:

GABU dijo...

Todo fenòmeno que se manifiesta ante nuestra mirada maravillada nos sorprende...

P.D.:Y casi sin poder mediar entendimiento tambièn tiene ese dejo de escepticismo fluctuante...

TE DEJO UN GRAN BESOTE MI QUERIDA DIANA
Y enhorabuena el regreso de tus palabras! ♥

Máximo Ballester dijo...

Vi la puerta abierta y entré. Vi luz en tus versos y no pude más que mandarme nomás. Y aquí estoy de nuevo y es un placer visitarte y leerte, querida Diana.

Un abrazo siempre agradecido.

Diana L. Caffaratti dijo...

Hola Gabu:
entre mis tiempos busco continuamente una brecha para el encuentro virtual. A veces cuesta demasiado, pero insisto, ya los vez.

Diana L. Caffaratti dijo...

Hola, Náximo:
Un lujo tenerte de vuelta.
La puerta está siempre abierta. Sucede que a veces me ausento, pero la casa es tuya.
Saludos.

Jok dijo...

Hola Diana, cierto es que estuve un poco fuera, ausente, intentaré no despegarme demasiado. :-) Por cierto, precioso el verso. Me deshizo

Un beso

Diana L. Caffaratti dijo...

Jok:
alegría de saber que has abierto nuevamente la puerta de mi casa virtual.
Un abrazo.