Google+ Followers

Google+ Followers

martes, 19 de diciembre de 2006

Con poco ton y son


Durante muchos años de la infancia, creí que la Navidad era para todo el mundo, y que se celebraba con igual alegría en cada corazón humano.
Tanta luz eléctrica, tantos envoltorios brillantes, tanta nieve -artificial o natural - ,tanto jingle, tanto Papá Noel, tanto Santa Claus...Tanto pino cercenado, tanta mesa bien servida...
Todo me parecía magnífico y disfrutaba de la fiesta abriendo los regalos, saludando la fecha con la cohetería ruidosa sumándome al juego preferido de los varones de la familia.
Claro que la cena pantangruélica y los brindis, y la presencia de Santa encarnada por un tío de silueta generosa,y los disparos de cohetes, venían luego de la Misa de Gallo... Había que esperar a los abuelos y a la mayoría de los adultos que habían ido al templo...
Ignorar la existencia de la otra cara de la alegría y la opulencia me duró lo que dura la niñez.Poco a poco, fui percibiendo el mundo de las diferencias. Y caí en la cuenta que la Navidad no era para todos igual.
Ni la Navidad ni lo cotidiano de vivir...

Será por eso, que cada vez que se aproximan estas fiestas, un dolor tan largo como mi esófago me oprime sin tregua, y en el estómago siento náuseas, y parece que lloraré sin más de un momento a otro.
Me salva el encuentro familiar, la cita de nosotros, la algarabía de los nietos... (Ahora soy a quién se espera hasta después de la Misa del Gallo...A la que asisto por tradición y con no tanto convencimiento.Asisto esperando respuestas que no consigo.)

Pero, en la intimidad familiar, sigue siendo la Navidad, esa fecha que encerraba tanta maravilla aunque ahora vista con los ojos de señora mayor, que ha vivido bastante, y ha visto mucho.
Aunque pienso que en el afuera del hogar, la proximidad de la Navidad es siempre un ataque directo de golpes bajos propinados por el mundo marketinero.Uno trata de salvarse como pueda, y prestarle la atendión debida: a lo significativo de la fecha:el nacimiento de Jesús, y su portentosa vida llena de enseñanzas.
En un rincón de la casa, el pesebre que rememora su venida... Por un día, por un instante, está allí, la magnificencia del momento,y la sencillez del retablo, y el Verbo pronunciado...
Y la esperanza, simbolizada en la rueda de muérdagos colgada en las puertas, cuelga de otro modo y cifra otras esperanzas para los que no tienen trabajo, para los que viven una tregua de guerra, para los solitarios. los enfermos,para los olvidados de siempre.

Las cosas que Navidad transmite debieran ser simples! ! !

Mi tristeza no tiene respuestas para ese día cuando los niños, recrean la ilusión de su Papá Noel y su regalo al pie del árbol...

Establezco un paréntesis, permitiéndoles disfrutar con igual entusiasmo al de mi infancia.
Y también: me detengo, con la copa burbujeante a pedir por los otros. Por los que ven la otra cara de la felicidad y la opulencia.Sabiendo que pedir no basta. Hay que seguir ofreciendo más y exigiendo a quienes corresponda para que cada vez sean menos los destinatarios de las diferencias.
Imagen obtenida en la página de la provincia de Jujuy, Argentina

30 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Cuánta razón tienes, querida laura, al señalar esa doble cara de la Navidad, por una parte la opulencia, la riqueza, el exceso y también la ilusión de los más pequeños, y por otra ese universo de privaciones sin fin que aqueja a tantos seres humanos. También a mí me gusta reunirme con mi familia, sentirme acogida y feliz dentro de ella. Y pienso en los que están solos. Trato de renovar la esperanza y la confianza en el género humano, y lo consigo. Al menos, durante unos días.
Que goces de felicidad con los tuyos y el nuevo año te traiga únicamente cosas buenas. Besos, querida amiga.

bohemiamar dijo...

Pués te dejo en mi último post una "misión" navideña, para que dé vuelta al mundo entre todos.

Felicidad y paz para todos/as.

Un beso grande Dilaca.

bohemiamar.

Máximo Ballester dijo...

Diana aqui maximo probando

Máximo Ballester dijo...

Por fin querida Diana!!!

Pude entrar. Recien te lo contaba en mi blog. No podia dejar comentarios. Que bueno que ahora si.
El post de abajo me encanto y te felicito por el aire nuevo de esta casa.

En cuanto a la navidad :

Las cosas que la Navidad transmite debieran ser simples! ! ! Si, exacto hay tanta diferencia de como deberian ser como la diferencia que hay entre las ropas que usaba Jesus y el Vaticano.

A mi tambien me dan las fiestas un sentimiento de tristeza.

No estoy para nada de acuerdo con lo de "señora mayor" Que es eso? No me gusto para nada.

Una cosa: para cuando la actualizacion de la antologia poemaria? Me contestas? Dale.


Te mando un abrazo grande grande y te deseo a vos y a tu familia la mayor felicidad del mundo.

Hasta pronto.

Luisa dijo...

En este mundo nuestro creo que ya no hay nada simple...

Feliz Navidad - con todas sus contradicciones, como la vida misma- y buen año próximo.

Un saludo,
Luisa

Gabu dijo...

Ayyyyyyyy...padezco del mismo ardo angustiante estomacal a esta altura del año,recordá que a mí me comienza el malestar en OCTUBRE...
Pero éste año será diferente,quiero creer,volver a la ilusión,nació mi sobrinito IAN y todo cambió el mundo encaja en un exacto paralelismo que no tendré en cuenta y todo brillará en los ojitos de IAN y su inocencia mientras dure...
Gracias a EL supe que aún dentro mío conservo esa inocencia tan sutil y sublime casi casi de mi infancia...

¡GRACIAS POR ESTOS RECUERDOS!

Y que linda es la magia de PAPA NOEL,que ha regresado a mi vida...

MILES DE BESOS

Rodolfo N dijo...

Hermoso y reflexivo tu escrito.
Un beso y Feliz Navidad para todos!

Trini dijo...

Á mi también me entristece la Navidad, la paso lo más discretamente que se puede. Respeto las tradiciones, nos encontramos la familia, en fin, como dice mi padre " esto es algo que hay que pasar, que pase cuanto antes".
Si todos fuesemos tan "buenos" el resto del año como nos proponemos ser en Navidad, otro gallo cantaría...

Besos y un abrazo con mis mejores deseo para la Navidad y para todos los demás días.

Erika Contreras dijo...

La navidad me provoca sentimietos encontrados. Por una parte el ver la alegría reflejada en los ojos de mis hijos y por otro el recuerdo delos inicios del parkinson. En una navidad me di cuenta de que algo no andaba bien. Me sentía muy tiste y no sabía porque, recuerdo un cansancio gigante y ese temblor en las manos eran inexpicables para mi.
un beso
erika

Noa- dijo...

Que disfrutes de estos días navideños y la felicidad, el amor y la salud llenen todos los días del nuevo año.

Besotes

palabraserrantes dijo...

Querida Diana, ese descontento está en mí creo que genéticamente.
O es que mi rebeldía es la que es genética.
Por supuesto que en la niñez era el gozo y la espera y la ilusión... que tan pronto se hacen añicos. El tiempo hace ver esa doble cara tan fatídica en la que no todo el mundo repara y bien vale detenerse. Bien por los que tenemos con qué y con quienes brindar. Pero la tristeza de quienes no, no puede estar ausente o sernos indiferente.
Es darle la vuelta la cara al mundo real, que no está dentro de un shopping.

Bien vale la expresión de deseos en estas fechas, pero también podríamos despedirnos de cada blog deeando "se felíz" cualquier día del año verdad?

Tradiciones...

Pd:He recibido 7 mensajes tuyos en Hechos mujer, me has colmado el blog :) Tranquila que se leen perfectamnte.
Te pasasate a beta????????????
Los que no lo hicimos no podemos comentar en los que sí lo han hechos sin intentar antes unas 7 veces!!!!!!!!!!!
Veamos ahora como me va...

Buenas fiestas Diana, de corazón.
A pesar de todos los apesares.

el blog de pepi dijo...

Es curioso me sucede algo parecido, en mi niñez mis navidades eran como una gran fiesta programada por los abuelos, con "viejo pascuero" contratado por alguien y una cena en dónde nada escaceaba, nada excepto el amor y la alegría. No tengo recuerdos felices de Navidad, solo peleas en la mesa, discuciones de todo tipo.
Aprendí a "amar" la navidad cuando me casé, aunque aún perdura en mi esa tristeza.

Medraina dijo...

Esa misma sensacion en el estómago la tengo yo ... no sabía como explicarla y tu lo has hecho muy bien.

Gran reflexión sobre la navidad y gran verdad.

de todas formas Feliz Navidad, que un poquito de felicidad viene bien en cualquier época del año.

lilas dijo...

tenes muchisima razon la navida deberia ser para todos nosotros otra cosas, otro cantar , otro despertar......

felipe tudela dijo...

Querida Diana,casi(?):) hermana, por fin empiezo a verme libre de exámenes, notas, cursillos y demás añadidos que tiene nuestro trabajo.
Cuando uno tiene ganas de renovar lo hace porque dentro la sangre es joven, y las energías le impulsan a crecer.
Sólo quería saludarte hoy a una hora temprana para desearte unas muy felices navidades junto a tu familia, incluidos - ¡cómo no!- los nietos, yo también soy abuelo, tengo dos nietos de 12 y 8, junto a un hijo de 13, que en ocasiones son una gran alegría y en otras...ya sabes.:):)
Al medio día empiezo las vacaciones hasta el 8 de Enero y confío en ponerme al día en tu blog renovado.
Feliz Navidad
Un abrazo

María dijo...

Mientras haya gente como tú, seguirá teniendo sentido la navidad. Un beso.

Clarice Baricco dijo...

La navidad para mi es cada día de mi vida.
Es un propósito definido.
Te abrazo cariñosamente.
Siempre lo mejor y lleno de bendiciones en tu mundo.

CEL dijo...

Diana tu escrito está lleno de razón. La opulencia frente a la miseria, el derroche frente la carencia de tantas gentes.
El sentido religioso se va perdiendo pues lo que predican no dan ejemplo y el desengañova haciendo mella.
¡¡Pero es Navidad!! y los niños estan contentos y nosotras reunimos a nuestros hijos en la mesa familiar es nuestro turno de no dejar caer esta unión, ni en estos días ni en ningun día del año, somos el tronco que heredamos de nuestros padres, y tenemos que ser nexo de unidad familiar.
Te deseo todo lo mejor en estas fiestas y todo el resto de año y el que pronto se iniciara, que lo llenes de paz, amor y felicidad.

Un fuerte abrazo lleno de cariño.

Dani González Porcar dijo...

FELIZ NAVIDAD.
no tengo palabras...

un cordial saludo

hack de man dijo...

Y a pesar de todo... no podemos más que rendirnos ante la cara de sorpresa y júbilo de los niños más pequeños de la casa...

Ojalá fuesen la de todos los niños de todas las casas.

Buenas fiestas y mejor 2007!!

marcaliope dijo...

Te deseo una feliz Navidad, templanza y paz en tu alma.

Un beso

Rafael PQ dijo...

¿Que te voy a decir que tu no hayas dicho ya? Totalmente de acuerdo, chiquilla, nada mas que añadir...Bueno, si, que los politicos deberian trabajar por ello, y nosotros tambien.
Y el primero que deberia hacerlo soy yo, claro, que no hago nada.
Besos, escritora talentosa.

Fernando dijo...

Sé todo lo feliz que las circunstancias te permitan...que el año que viene te traiga grandes y buenos recuerdos para el resto fecundo de tu vida...besos

jorge angel dijo...

el mercantilismo acaba con todo, de todos modos, felices fiestas.

besos

marcos dijo...

Que la felicidad, la armonía, la salud, las sonrisas, el silencio pleno, las miradas cómplices, los sueños a realizar, los desasfíos para continuar sean un constante en tu vida y en la de los tuyos...

Marxxxcelovaldes dijo...

Afectuosos saludos Diana Laura para ti y todos tus seres queridos,pricipalmente los niños.fue un bueno año en el sentido de conocer amigos virtuales como tu.
Atte.
Marcelo Valdes.

Alma dijo...

HOLA DIANA!!

Amiga mia quiero desearte lo mejor para el año que se avecina!!
QUE TODOS TUS PROYECTOS Y DESEOS SE HAGAN REALIDAD...

te deseo lo mejor, mejor, mejor!!

Un beso y abrazo sinceros... que estes bien..

Saludos desde Chile

ALMA

CEL dijo...

Paso a dejarte mi mas sinceros deseos de prósperidad para este nuevo año 2007, que todo lo que más anhelas se cumpla durante este año.

Un fuerte abrazo, salud, amor y Paz.

palabraserrantes dijo...

Por el renacer interno y del mundo más allá de los calendarios...
Por las ganas de seguir adelante.
Paso a dejarte mis saludos.
Y mis mejores deseos Diana.
Un fuerte beso

vichomartin dijo...

Muchos saludos, deseos de ventura y besitos a los nietos.