Google+ Followers

Google+ Followers

viernes, 24 de noviembre de 2006

Desde Armando Tejada Gómez

A veces, las voces de otros ( en mi caso casi siempre) superan lo que uno quisiera decir...
Una vez más me sucedió cuando Erardo me dijo: éste señora, ¿Le parece? Señalándome el poema De Armando Tejada Gómez....

-Hojeando libros con mis alumnos de la escuela nocturna..., libros que les entrego para que se familiaricen con su olor,con la suavidad de las tapas, las formas de sus figuras e imágenes, la rudeza de sus hojas de edición barata, la variedad de títulos y temas. Les doy un tiempo para que lo hagan mientras les pido que elijan alguno al azar guiados por lo que sea en la elección, luego vendrá la lectura silenciosa, y después la charla que los llevará a descubrir modalidades, recursos, historias de autores, otras realidades o la propia dicha de otro modo...-

Reproduzco aquí el poema, el que cada vez que leo, me obliga a redoblar esfuerzos para acciones que debieran hacerse en los ámbitos de gobierno, pero que no suceden. No suceden, hermanos....





Hay un niño en la calle


A esta hora, exactamente,
hay un niño en la calle.

Le digo amor, me digo, recuerdo que yo andaba
con las primeras luces de mi sangre, vendiendo
un oscura vergüenza, la historia, el tiempo,
diarios,
porque es cuando recuerdo también las presidencias,
urgentes abogados, conservadores, asco,
cuando subo a la vida juntando la inocencia,
mi niñez triturada por escasos centavos,
por la cantidad mínima de pagar la estadía
como un vagón de carga
y saber que a esta hora mi madre está esperando,
quiero decir, la madre del niño innumerable
que sale y nos pregunta con su rostro de madre:
qué han hecho de la vida,
dónde pondré la sangre,
qué haré con mi semilla si hay un niño en la calle.

Es honra de los hombres proteger lo que crece,
cuidar que no haya infancia dispersa por las calles,
evitar que naufrague su corazón de barco,
su increíble aventura de pan y chocolate,
transitar sus países de bandidos y tesoros
poniéndole una estrella en el sitio del hambre,
de otro modo es inútil ensayar en la tierra
la alegría y el canto,
de otro modo es absurdo
porque de nada vale si hay un niño en la calle.

Dónde andarán los niños que venian conmigo
ganándose la vida por los cuatro costados,
porque en este camino de lo hostíl ferozmente

cayó el Toto de frente con su poquita sangre,
con sus ropas de fé, su dolor a pedazos
y ahora necesito saber cuáles sonríen
mi canción necesita saber si se han salvado,
porque sino es inutil mi juventud de música
y ha de dolerme mucho la primavera este año.

Importan dos maneras de concebir el mundo,
Una, salvarse solo,
arrojar ciegamente los demás de la balsa
y la otra,
un destino de salvarse con todos,
comprometer la vida hasta el último náufrago,
no dormir esta noche si hay un niño en la calle.

Exactamente ahora, si llueve en las ciudades,
si desciende la niebla como un sapo del aire
y el viento no es ninguna canción en las ventanas,
no debe andar el mundo con el amor descalzo
enarbolando un diario como un ala en la mano,
trepándose a los trenes, canjeándonos la risa,
golpeándonos el pecho con un ala cansada,
no debe andar la vida, recién nacida, a precio,
la niñez, arriesgada a una estrecha ganancia,
porque entonces las manos son dos fardos inútiles
y el corazón, apenas una mala palabra.

Cuando uno anda en los pueblos del país
o va en trenes por su geografía de silencio,
la patria
sale a mirar al hombre con los niños desnudos
y a preguntar qué fecha corresponde a su hambre
que historia les concierne, qué lugar en el mapa,
porque uno Norte adentro y Sur adentro encuentra



la espalda escandalosa de las grandes ciudades
nutriéndose de trigo, vides, cañaverales
donde el azúcar sube como un junco en el aire,
uno encuentra la gente, los jornales escasos,
una sorda tarea de madres con horarios
y padres silenciosos molidos en la fábricas,
hay días que uno andando de madrugada encuentra
la intemperie dormida con un niño en los brazos.

Y uno recuerda nombres, anécdotas, señores
que en París han bebido
por la antigua belleza de Dios, sobre la balsa
en donde han sorprendido la soledad de frente
y la índole triste del hombre solitario,
en tanto, sus señoras, tienen angustia y cambian
de amantes esta noche, de médico esta tarde,
porque el tedio que llevan ya no cabe en el mundo
y ellos son los accionistas de los niños descalzos.

Ellos han olvidado
que hay un niño en la calle,
que hay millones de niños
que viven en la calle
y multitud de niños
que crecen en la calle.

A esta hora, exactamente,
hay un niño creciendo.

Yo lo veo apretando su corazón pequeño,
mirándonos a todos con sus ojos de fábula,
viene, sube hacia el hombre acumulando cosas,
un relámpago trunco le cruza la mirada,
porque nadie proteje esa vida que crece
y el amor se ha perdido
como un niño en la calle...



A esta hora, exactamente,
hay un niño en la calle.

33 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por recuperar este poema que lo había olvidado. En estos últimos meses he querido recordar su nombre y sus canciones y poemas. Gracias por recordármelo.

Noa- dijo...

Con que belleza nos regalas hoy. Siempre hay un niño en la calle

Gracias

Saludos

Máximo Ballester dijo...

Hola Diana, que bueno que estes de vuelta.

Verdad que es maravilloso Armando. Creo que este poema lo canto Victor Heredia alguna vez. Hermoso.

Esta muy bueno leer, recuperar a estos poetas como Hamlet Lima Quintana, juan L. Ortiz y tantisimos.

Un gran abrazo.

Anónimo dijo...

Este mundo es diferente cuando tú no estás. Y si vuelves con un bello poema, que no conocía, pero que resulta precioso, ¡qué decir!
Siempre hay un niño en la calle.
Un abrazo

Luisa dijo...

Es tan hermoso el poema y tan, tan desesperanzador... El dolor de los niños me pone especialmente triste. Pero debemos saberlo siempre.

MentesSueltas dijo...

Poema fuerte, repleto de imagenes y cosas para recordar siempre.
Gracias por compartirlo
Un abrazo

MentesSueltas

Anónimo dijo...

La más cruda realidad

Rodolfo N dijo...

A esta hora exactamente habrà mas de una persona a quien el alma se le estremezca con esta dolorosa belleza...

Anónimo dijo...

el dolor de los niños me mata el doble de lo que me matan otros dolores.gracias por los comentarios el www.plzadelasletras.cl
la verdad es que me faltan horas y me flata tiempo,yo amo este mundo..la maldita oficina me tiene aburrido.

ana dijo...

Cadilaaaaaa!!!!!!!!!! Al fin te encuentro, te buscaba siempre en Comunalia. Felicitaciones por venirte a blogger.
Te cuento, la primera vez que escuché ese poema en la voz de un conductor de radio, te juro que lloré. Es una poesía con profundísimo y real contenido, escrito con tal belleza que emociona hasta las lágrimas.
Tedejo un beso y te deseo toda la suerte del mundo.

Dilaca dijo...

vichomartin:
Qué honor!(Hago aquí verdad aquel dicho: a pocas palabras...)

noa_:
Querida, ya iré por tu país de tankas

máximo:
Sí lo cantó Víctor Heredia y cada vez que alguien lo recuerda, se me escapa un lagrimón....
Habremos de recuperar nosotros las voces que citas... Cuánta gente no sabe de ellos y merecen conocerlos, verdad?

felipe:
ésa es la intención: compartir los desconocidos poetas del amplio espectro que nos ofrece el mundo.

luisa:
Bienvenida. Verdad que sí, que siempre debemos recordarlo?

mentessueltas.
Me reconforta saber que les ha gustado tanto como a mí, esto que les comparto.
un beso

verdeoscuridad!:
tanto tiempo!
Ya me daré una vuelta por tu blog...
Me encantó saberte por aquí.

rodolfon:
creo que gracias a ti nos redescubrimos dos blogueras que nos escribíamos en otra comunidad, pues ella te tiene en sus links.
Gracias!

Marxxxxxelovaldes:
Usted se lo merece!....
Yo quiserqa tener el secreto para hacer rendir el día como si fuera de sesenta horas....

ana:
inmediatamente fui por tu blog... Allí dejé comentario...
Envío burbujas de champagne y chin chin virtuales.
Ya iré por tu casa a escribir palabras impertinentes.... Mientras, tenme paciencia, el fin del año escolar se me ha derrumbado sobre mi anatomía y no me da respiro.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Qué puedo decir.... Gracias

ana dijo...

Volví para agradecer tu paso por mi página y a pedirte que apruebes a todos tus alumnos así, de una, (como dicen los chicos) sin siquiera mirar los exámenes, es mucho más rápido y te quedará más tiempo para escribir. No, de verdad, Diana, desearte un pronto y feliz descanso en las vacaciones que ya llegan y sí, nací por allá, cerca de tu hermosa Corrientes, en mi querido y añorado Entre Ríos. Un beso grande, grande como el Paraná.

Fernando dijo...

Hermoso y duro...la verdad que los niños pagan como los abuelos todas las miserias del mundo...un beso

Nestor dijo...

Es paradójico ver como este mundo se llena la boca pregonando derechos humanos,y encontrarse con que tantos niños viven esta pavorosa realidad,la que muy pocos perciben,o peor: le dan la espalda.

El peor crimen que cometemos los adultos,es permitir que haya niños carenciados de afecto,salud y educación.
Porque si no entendemos que los niños son la reserva moral del futuro,la vida carece de uno de sus sentidos básicos.

Vivo en un lugar donde hay mucha pobreza.Pero la pobreza moral no es patrimonio de un solo estrato social.

Este no es un mundo justo.
Pero cada pequeña cosa que podamos hacer TODOS,cuenta.

Abrazos y utopías

Marcos dijo...

Y pensar que son la UNICA esperanza de un mundo mejor, por que no regar y abonar la semilla?
es verdaderamente paradójico.
será que la naturelaza humana solo apunta a la autodestrucción? o que le pérdida de valores es cada día mas cuantiosa?... dice un aforismo que "El Toro no recuerda que una vez fue becerro".
Un saludo ;)

CILENCIO NO SE CALLA dijo...

A esta hora, exactamente, hay un hijo de remil puta, planenando ganar más dinero, tan solo por el placer, de ver que a la misma hra, haya un niño en la calle...
va mi puteada a es hijo de remil puta, pero no en Cilencio.

CEL dijo...

Mi corazón quedo apretado,y con tristeza, porque hay un niño en la calle.

Piececitos: DE GABRIELA MISTRAL

Piececitos de niños,
azulosos de frio.
¿cómo os ven y no os cubren
Dios mio!

¡piececitos heridos
por los guijarros todos
ultrajados de nieves,
y lodos!

El hombre ciego ignora
que por donde pasaís,
una flor de luz viva
dejaís;
que allí donde ponéis
la plantita sangrante,
el nardo nace más
fragante.

Sed, puesto que marchaís
por los caminos rectos
heroicos como sois
perfectos,

Piececitos de niño
dos joyitas sufrientes
¡cómo pasan sin veros
las gentes!

Clarice Baricco dijo...

Maravilloso, intenso, profundo y llegador.
Un poema que debe estar colgado y leído a menudo por cada gobierno.

Bienvenida.
Ya te extrañaba.

Abrazos

Lety dijo...

Ante este poema no hay comentario que baste.
Te dejo sólo mi abrazo

maria dijo...

Querida Cadila. Me alegro verte de nuevo en marcha. Un beso grandote.

marcelo dijo...

a la derecha de plaza de las letras existe ahora una lista de escritores,dice Diana laura cafarati porque ja,ja el programa no perite mas letras..maldita informatica a veces es inperfecta ..en fin,ese sera tu espacio permante que se ira llenando.un humilde regalo por haberte conocido .marcelo.

www.tallarinesycerveza.blogspot.com

marcelo dijo...

perdon a la izquierda...en este pasi ya me tienen confundido ja,ja,ja..

Rafael P.Q. dijo...

Bienvenida de nuevo, Dilaca.
Mis felicidades al autor, pues desde que empieza hasta que acaba el poema, uno no despega los ojos atentos del mismo.
Y como dice Clarice, debia de estar colgado a las puertas de cada gobierno.
Un placer tenerte de nuevo entre nosotros.
Abrazos¡

Dilaca dijo...

vichomartin:
Nos estaremos leyendo.

ana:
Mis alumnos me piden que los apruebe automáticamente... Ay! Si pudiera! Estoy en plena época de recuperatorios, de manera que la tarea es más personalizada y más pesada, obviamente. En fin, gajes del oficio.

fernando:
Aunque soy una abuela aún activa, no creas que no me asusta mi futuro de jubilada.Ay, ay! los dos extremos de la vida, en crisis...

nestor:
totalmente de acuerdo.Ojalá nuestros esfuerzos pudieran hacer algo aunque más no sea por un niño.

Dilaca dijo...

marcos:
no conocía ese refrán... COmo saber popular, es contundente.

cel:
gracias por presentar este poema de la célebre Gabriela... No en vano fue Premio Nobel.

clarice:
Buena idea! Nos animaremos a enviárselo cada vez que asuma una autoridad nuestra? Yo lo haré con el próximo Intendente de mi cuidad.

Dilaca dijo...

lety querida:
ya sé que estás en carrera por recuperar el tiempo que te han hecho perder en tu Oaxaca.
Fuerza querida!, gracias por dedicarme un poco de tu tiempo.

Dilaca dijo...

CILENCIO:
Tus puteadas son santas.
Un beso

Dilaca dijo...

maria:
Que alegría madre! La chica que mira por la ventana, y que me ha permitido con su link, volver a comunalia.! Parece que ahora han solucionado los problemas. Probaré este fin de semana.

marcelo:
Gracias por el honor que me dispensas... Me harías un fabor?: pon la inicial de mi segundo nombre y recupera las dobles letras de mi apellido. Gracias, nuevamente.

rafael p.q.:
A mi me da gusto que pasees por mi casa.
Ya iré por la tuya.

bohemiamar dijo...

Cuando alguien me dice: "soy inmensamente feliz" le contesto: "creo que no eres feliz, eres irresponsable".

Un fuerte abrazo.

bohemiamar.

Dilaca dijo...

bohemiamar:
quizás el error esté en el verbo usado... "Estoy" debería decirse.¨Pero démonos una licencia para estar feliz un rato sin olvidar a los demás.
AL fin, si no tenemos un poquito de positivismo, cómo podríamos ayudar a los demás?
¡Qué difícil!, ¿no?

Miguel dijo...

todos los niños de calle
silenciosos denuncian
la infinita imbecilidad
de la burocracia politica
y la familiar

saludos

palabraserrantes dijo...

Si tendrá sabiduría de vida Tejada Gómez... Y su bello y desgarrador decir para leer y releer y releer.
Y si panfleteamos fotocopias en el Congreso??????????
Digo, como regalito para el árbol de navidad, de seguro ocupado con agendas llenas de más y más negociados...
Mientras un niño y un anciano, duermen en la calle, lejos de un abrazo cálido, de un techo, de un digno plato de comida.

Gracias Dilaca por este post