Google+ Followers

Google+ Followers

lunes, 7 de agosto de 2006

Alguna vez escribí:

Confieso que te amo;
es entonces que te dejo
para que vuelvas y compruebes
que sigo aquí
esperando tu regreso

El tiempo ha pasado. El regreso se produjo y llegó para confirmar la regla "Nunca segundas partes fueron buenas".

Nunca sabré si fue una segunda oportunidad que ofrecí o que me dí.
Hoy, tengo la certeza de que el sentimiento continúa pero la razón promueve un NO rotundo al reencuentro.

34 comentarios:

cachoabare- dijo...

¿TAN ROTUNDO?
MUY BONITA TU NIETA. TE FELICITO.
ESPERO ESCRIBA COMO LA ABUELA

antoñita la fantástica dijo...

Con todos ustedes la eterna dicotomia razón-sentimiento...alguna vez oí que con el tiempo vamos haciendo mas caso a la razón...quizás al final todo es una simple elección en la que no importa tanto lo que nos guia (razon-corazon) sino lo que hacemos con los caminos escogidos...

un beso muy grande....

tu nieta o hija (no se quien es exactamente) es verdaderamente preciosa, de verdad.

bettyylavida dijo...

sí, y la tercera peor...yo estuve una vez,cuando era adolescente, con un chico varias veces (estaba totalmente enamorada) y cada vez era peor que la anterior, yo creo que no hay que exprimir tanto el limón, que no hay que sacarle tanto jugo a lo que no lo tiene

besos dilaca

Francisca Abreu dijo...

Creo, que cuando hay amor, vale la pena todos los esfuerzos. Con falta de amor, ni para uno.

No obstante, bello es poder decir hasta aquí llego, eso lleva implícito un aprendizaje.

Abrazos,

palabraserrantes dijo...

Dilaca, un placer que vos hayas reencontrado Elogio (errando de blog en blog), porque me permitiste encontrarme con vos y tus letras.
Vaya que tengo archivos para ir descubriéndote.
Ya me subyugaron estas entradas, las cuales me invitan a volver y con gusto.

Felicidad para esa nieta preciosa que llegó al mundo!

Un beso

hack de man dijo...

Pues será eso, que nunca segundas partes fueron buenas, y que todo tiene su tiempo... o no. Pero sí. En fin, que complicado que es todo esto.

Besos!

Laura dijo...

Hace unos dias que no te visito y entre estas frases y Ceci no se con que quedarme. O mejor dicho, me quedo con Ceci.
Comparto tu alegria inmensa.

mismanos dijo...

Dilaca, basta de cuentos, yo creo que las segundas partes son las mejores, mas si tenemos en cuenta que viviremos algo similar que nos brindara la posibilidad de mejorarlo,
ultimamente veo todo color de rosa,
Besos!

noemi dijo...

A veces la segunda vez se cometen menos errores, otras veces es caótico el reencuentro......

bettyylavida dijo...

hola dilaca, te he escrito un par de mensajes de correo electrónico , y uno de ellos es vital para que pases a formar parte de la pecera, la blogger invitation, necesitas confirmarlo para poder escribir en la pecera

un beso

el blog de pepi dijo...

Siempre he pensado que las segundas partes no son buenas, pero siempre hay una excepción a la regla, esa segunda vuelta fue la mejor pero el dolor aún perdura.
Ese verso me sabe a bolero apretado, si hasta puedo escuchar las notas.
Cariños.

alasdemariposa dijo...

Tus planteamientos se parecen tanto a lo escrito en mi blogg, que me siento convencida.
Entra en juego el sentimiento y la razón.
Casi siempre un sentimiento emanado del acostumbramiento en el otro (por poner sólo un ejemplo) y una razón emanada del aprendizaje sin ese otro y con una misma.

Lo más probable que esperaste a una persona que nunca llegó. Y se instaló frente a tí una misma carne, una misma piel, pero un otro yo.

zmt81 dijo...

Yo creo que la estrategia que destila la poesía estaba condenando al fracaso a esa "segunda oportunidad".

"Te dejo para que me eches de menos y me necesites y te des cuenta de..."

Lo que te retorna no suele ser amor. Más bien el que regresa es por miedo a la soledad, enganche a lo conocido, comodidad...

¿Y lo que aprendemos con estos batacazos? Muuucho!

jorge angel dijo...

el problema con las segunda partes es que en el entretiempo idealizamos las cosas, y la realidad suele ser devastadoramente inferior al recuerdo idealizado de la primera parte.

besos

verde oscuridad dijo...

Sin duda tener la suficiente fortaleza para no seguir cayendo en los mismos brazos es fruto de un duro aprendizaje (cómo ya dijo Francisca mas arriba). Aunque siempre hay excepciones, o esperanzas de que las haya.

Clarice Baricco dijo...

yo si creo en las oportunidades, mientras exista el amor y las ganas.

abrazote

Dilaca dijo...

cachoabaré:
Menos pregunta Dios y más perdona...

Dilaca dijo...

antoñita:
Mi nieta. Mi nieta.
Ya no tengo edad para hijos.
Un beso

Dilaca dijo...

betteylavida:
es decir que la tercera no fue la vencida?

Dilaca dijo...

francisca:
el aprendizaje permitió decir hasta aquí llegó...

Dilaca dijo...

palabras errantes:
seguiremos cruzando nuestras rutas.
Será un placer.

Dilaca dijo...

hackman:
Sí. Qué complicado es todo esto.Mmmmmmm

Dilaca dijo...

laura querida:
Hz el propósito de no olvidar venir por aquí.
Gracias.

Dilaca dijo...

mismanos:
Sólo el estado actual de contento que vives ahora te hace afirmar lo dicho.
Bien. No podemos generalizar.
Espero que vuelvas por aquí.

Dilaca dijo...

Ay!, Sí, sí; noemí. tal como dices....

Dilaca dijo...

pepi:
Ponle melodía, búscate compañía, y a bailar!

Dilaca dijo...

alasde mariposa:
también podemos pensar en que hubo de por medio muchas mentiras para pintar una falsa realidad que no se pudo sostener.
Triste, no?

Dilaca dijo...

zmt81:
Lo que he aprendido!!!!!!!!!
Ni te imaginas!!!!!!!!!!!!!!

Dilaca dijo...

joegeangel:
EXACTO!!!!!!!!!!

Dilaca dijo...

verdeoscuridad:
las esperanzas, sin vueltas!

Dilaca dijo...

claricebaricco:
Coincido. Aunque a veces no se nos dé.

Alma dijo...

las segundas oportunidades no existen--- Eso...
Que estes bien Dilaquita.
Saludos
Alma

Xico Rocha dijo...

Ah el amor... que hacer con el... o sin.
Rocha

Grajeda dijo...

el clasico si regresa a ti es tuyo...


no, nunca funciona.

es una ley